Vídeos virales

Vista rápida

Adorables gatitos de las arenas filmados en el desierto del Sahara
Animales

Adorables gatitos de las arenas filmados en el desierto del Sahara

Brindan una ventana al comportamiento natural de este raro f…

37
Adorables gatitos de las arenas filmados en el desierto del Sahara
Animales

Adorables gatitos de las arenas filmados en el desierto del Sahara

Brindan una ventana al comportamiento natural de este raro f…

37
A este pájaro le encanta jugar a las escondidas
Animales

A este pájaro le encanta jugar a las escondidas

Las cacatúas son imitadoras naturales, y realmente sociales …

107
Luz de luna (Clair de Lune)
NASA-ESA

Luz de luna (Clair de Lune)

Versión 4K - Imágenes de la luna del Lunar Reconnaissance Or…

96
Serpiente pitón pierde su caza frente a un trío de hambrientas hienas
Naturaleza

Serpiente pitón pierde su caza frente a un trío de hambrientas hienas

Las pitones africanas de roca pueden crecer hasta más de cin…

122
Hienas acosan a perros salvajes y roban su comida
Naturaleza

Hienas acosan a perros salvajes y roban su comida

Los perros salvajes tienen una pequeña estatura que los hace…

111
El arte de mantenerse estable: esta polilla es maestra en flotar
Animales

El arte de mantenerse estable: esta polilla es maestra en flotar

La esfinge colibrí tiene una probóscide que puede medir hast…

109

Arañas caníbales tienen un pobre control de los impulsos sexuales

Lucha entre una tarántula y una araña de Sídney con tela en embudo

La "personalidad" de las tarántulas determina si copulan con un macho o le canibalizan

Un reciente experimento ilumina el enigma de por qué las arañas hembra a veces se comen a los machos en lugar de aparearse con ellos.

El cortejo de la araña es un negocio arriesgado. En algunas especies las hembras deciden habitualmente que prefieren comerse a un macho que aparearse con él, y los investigadores han luchado durante décadas para entender por qué. Un reciente experimento con tarántulas ibéricas sugiere que la razón puede depender de la personalidad de un individuo de araña.

"Cuando las hembras están atacando, matando y comiendo machos en lugar de aparearse con ellos, nos hacemos la pregunta 'Bueno, ¿no es este comportamiento costoso? ¿No sería mejor si la hembra se aparease con un macho?'", Dice Chad Johnson, profesor asociado de ciencias matemáticas y naturales en la Universidad Estatal de Arizona y uno de los investigadores que ha estudiado este comportamiento.

Araña lobo Lycosa hispanica Araña lobo Lycosa hispanica

Una araña virgen no puede estar segura de cuántas oportunidades tendrá para aparearse. Todo varón podría ser su último, y si ella se come a todos ellos, nunca se reproducirá. Hay tres posibilidades principales que explican por qué podría correr el riesgo:

• Ella es exigente. Ella quiere aparearse, pero no con el macho delante de ella, así que espera a que aparezca alguien mejor. Mientras tanto, bueno, comida gratis.

• Ella sólo tiene hambre. "No importa si tienes un gran padre para tu descendencia si vas a morir mañana. Si te estás muriendo de hambre, come", dice Jonathan Pruitt, profesor asistente de ecología del comportamiento de la Universidad de Pittsburgh, que ha estudiado el canibalismo en arañas de Sídney con tela en embudo (Atrax robustus).

• Ella tiene un terrible control de impulsos. Una araña de éxito es un depredador voraz. Cuanto más come, más recursos puede dedicar a hacer grandes sacos de huevos sanos. Pero las tendencias agresivas que ayudan con la caza podrían no ser tan útiles en otros contextos. Si una araña es generalmente voraz, su agresión hacia la presa podría caer encima de posibles compañeros en lo que se conoce como la "hipótesis de contagio agresiva".

Entonces, ¿cuál toma? Las tres explicaciones han encontrado apoyo en algunos experimentos, pero no en otros. La respuesta probablemente varía según la especie y la población. En algunas especies las hembras tienen la opción de comer machos después del apareamiento, mientras que en otras los machos han desarrollado maneras de escapar (los machos de las arañas de Sídney con tela en embudo, por ejemplo, utilizan feromonas para dejar a las hembras inconscientes antes del apareamiento). Algunas arañas viven lejos y sólo pueden ver a un macho en su vida, otras viven en densas poblaciones, donde los compañeros son comida abundante, pero nutritivamente es escasa. Todos estos factores deben ser tenidos en cuenta por una hembra exigente que tiene un macho haciendo señas en su puerta.

Para las tarántulas ibéricas parece que no todas las hembras son igualmente exigentes. El estudio encontró que algunas eran selectivas con los machos que comían, mientras que otras parecían incapaces de conseguir una comida gratis. La diferencia se redujo a la personalidad.

hembra de tarántula ibérica (Lycosa hispanica) devorando un macho

Las tarántulas ibéricas (Lycosa hispanica), que son un tipo de araña lobo (Lycosidae), viven en regiones áridas de la Península Ibérica. Los investigadores de la Estación Experimental de Zonas Áridas atraparon 80 hembras juveniles, las alojaron en madrigueras artificiales y las alimentaron con tantos escarabajos y piojos madera como ellas querían. Algunas hembras cogieron peso más rápidamente que otras. "Puesto que todas las hembras tenían similar disponibilidad de presas, se estima que la tasa de crecimiento femenino sería el resultado de la voracidad femenina", dice Rubén Rabaneda-Bueno, autor principal del estudio.

Después de que cada hembra llegó a la edad adulta, fue colocado en su recinto un macho y se le permitió acercarse a la madriguera. La mayoría de las hembras se aparearon con el primer hombre que llegó a llamar. Algunas, en cambio, se lo comieron. A las hembras que se comieron a sus pretendientes se les ofreció oportunidades adicionales con nuevos machos.

La mayoría de las hembras eran caníbales exigentes. Comieron los machos que estaban en mal estado y se aparearon con machos que eran de alta calidad. "Pero encontramos que había algunas hembras que recibían constantemente un macho, lo mataban y recibían a otro macho y también lo mataban, por lo que eran realmente agresivas", dice Jordi Moya-Laraño, autor principal del estudio.

Las hembras más agresivas mataron grandes machos sanos con la frecuencia con que mataron a los escuálidos. Las mismas hembras también tuvieron las tasas de crecimiento más altas, lo que indica que fueron más agresivos hacia sus presas. "En este estudio, el rasgo de la voracidad en su personalidad femenina hacia la presa se correlacionó con su agresividad hacia los machos. Esto evidencia de que la agresión es consistente entre contextos de alimentación y apareamiento", dice Rabaneda-Bueno. "Nuestros resultados proporcionan evidencia de que diferentes personalidades femeninas pueden conducir a diferentes resultados en las interacciones entre machos y hembras en un caníbal sexual".

Entonces, ¿es prudente que una araña se coma a sus pretendientes? A veces, tal vez, si sabe lo que está haciendo. Pero si los rasgos que hacen un buen cazador son los mismos rasgos que producen un caníbal, usted puede encontrarse con algunas arañas que piensan que todos los chicos se parecen a alimentos.

Diario de referencia: Does Female Personality Determine Mate Choice Through Sexual Cannibalism?

Modificado por última vez enLunes, 11 Enero 2016 02:30