Vídeos virales

Vista rápida

Momento en que una inundación repentina aparece de la nada
Naturaleza

Momento en que una inundación repentina aparece de la nada

En el desierto, las inundaciones repentinas llegan con veloc…

34
Momento en que una inundación repentina aparece de la nada
Naturaleza

Momento en que una inundación repentina aparece de la nada

En el desierto, las inundaciones repentinas llegan con veloc…

34
Curioso mono prueba la cámara de un fotógrafo
Animales

Curioso mono prueba la cámara de un fotógrafo

El macaco negro crestado de Célebes es una especie de mono e…

32
Logran filmar las primeras imágenes de moléculas cambiando su estado de carga
Ciencia

Logran filmar las primeras imágenes de moléculas cambiando su estado de carga

Las transiciones de carga de estas moléculas son esenciales …

66
Nunca nos cansaremos de ver este vídeo de astronautas cayéndose en la Luna
NASA-ESA

Nunca nos cansaremos de ver este vídeo de astronautas cayéndose en la Luna

Un astronauta que se mueve en la Luna lo está haciendo en co…

69
Cacatúa inventa sus propios movimientos de baile sin entrenamiento
Curiosidades

Cacatúa inventa sus propios movimientos de baile sin entrenamiento

Snowball, el loro que baila, ha pasado de sensación de Inter…

74
Incluso en escarpadas agujas de hielo volcánico, la vida encuentra un camino
Naturaleza

Incluso en escarpadas agujas de hielo volcánico, la vida encuentra un camino

Las misteriosas formas de vida en los "penitentes" helados e…

60

Chimpacés cazan y se comen a un mono

Chimpancés cazan y devoran a un mono

Sir David Attenborough observa cómo cazan los chimpancés ugandeses en la selva tropical

Los seres humanos han tenido un desagradable hábito de matar especies enteras de animales.

Las palomas migratorias o pasajeras (Ectopistes migratorius) formaron enormes bandadas en América del Norte, pero los humanos las cazaron a escala industrial. En gran parte como resultado de esto, la especie fue completamente eliminada a principios del siglo XX.

Pero parece que no somos el único animal que no puede dejar de perseguir a sus presas.

En un siniestro eco de la historia de las palomas migratorias, los chimpancés en una zona de África han matado en exceso a los monos que cazan. Como resultado, la población de monos ha sido empujada cerca de la extinción local.

Chimpancé se come un mono Chimpancé se come un mono

David Watts, de la Universidad de Yale, en New Haven, Connecticut, y John Mitani, de la Universidad de Michigan, en Ann Arbor, han pasado años estudiando a una sola población de chimpancés. Viven en un área llamada Ngogo en el Parque Nacional Kibale, Uganda.

Aunque la mayoría de los chimpancés comen fruta, también cazan regularmente carne. Sus principales presas son los monos colobos rojos.

Entre 1995 y 2014, Watts y Mitani observaron 556 cazas, 356 de las cuales se dirigieron a colobos rojos. Estas cacerías fueron muy exitosas: se mataron 912 colobos, un promedio de 3 por caza.

Ha quedado claro durante varios años que como resultado la población de colobos rojos ha disminuido. Un estudio de 2011 encontró que la población disminuyó en un 89% entre 1975 y 2007. A fines de la década de 1990, los chimpancés mataban a la mitad de la población de colobos rojos cada año.

"Han sido tan efectivos como depredadores que realmente han truncado a la población local", dice Watts.

chimpancé se come a un mono

"Los colobos rojos son más fáciles de atrapar que otros monos", dice Watts. Eso podría ser en parte porque tienden a mantenerse firmes contra los chimpancés, en lugar de huir. "Eso puede funcionar, pero no si hay 20 chimpancés tratando de atraparlos".

La población de chimpancés en Ngogo es inusualmente grande, rondando los 190, lo que significa que los chimpancés cazan en grandes grupos y pueden apabullar a los colobos.

Watts y Mitani han descubierto ahora que los chimpancés están empezando a cambiar a presas alternativas. La caza del colobo rojo alcanzó su punto máximo en 2002, y desde entonces han estado cazando el colobo rojo con menos frecuencia, y cazando otras especies.

Las segundas especies más cazadas son monos llamados guerezas abisinios (Colobus guereza). Watts y Mitani han descubierto que estos parecen ser cada vez menos comunes, lo que sugiere que los chimpancés también están causando que su población disminuya.

En su tendencia a cazar ciegamente a sus presas, los chimpancés son bastante similares a los humanos. Tal vez no sea demasiado sorprendente, ya que son nuestros parientes vivos más cercanos.

"A las personas les gusta hacer afirmaciones sobre las similitudes entre chimpancés y humanos", dice Watts. "Es posible llevar eso demasiado lejos. Pero una característica que tenemos en común es la sobreexplotación de recursos. No somos buenos conservacionistas".

Modificado por última vez enSábado, 15 Junio 2019 13:40