Vídeos virales

Vista rápida

Este es el momento exacto del colapso del icónico telescopio de Arecibo
Sucesos

Este es el momento exacto del colapso del icónico telescopio de Arecibo

La plataforma de instrumentos se estrelló contra el plato d…

13
Este es el momento exacto del colapso del icónico telescopio de Arecibo
Sucesos

Este es el momento exacto del colapso del icónico telescopio de Arecibo

La plataforma de instrumentos se estrelló contra el plato d…

13
¿Cómo obtuvieron sus alas los insectos?: los científicos (¡por fin!) cuentan la historia
Ciencia

¿Cómo obtuvieron sus alas los insectos?: los científicos (¡por fin!) cuentan la historia

Evolucionaron a partir de una excrecencia o "lóbulo" en las…

41
Valiente gatito serval se enfrenta a una leona, lamentablemente acaba mal
Naturaleza

Valiente gatito serval se enfrenta a una leona, lamentablemente acaba mal

Ni siquiera se sabe que los leones vayan tras los servales …

58
Bola de fuego 'tan brillante como la luna llena' en el cielo nocturno de Japón
El Planeta

Bola de fuego 'tan brillante como la luna llena' en el cielo nocturno de Japón

Las estrellas fugaces más brillantes que Venus se conocen g…

71
Piloto de Fórmula 1 escapa milagrosamente vivo tras incendiarse su coche
Sucesos

Piloto de Fórmula 1 escapa milagrosamente vivo tras incendiarse su coche

Romain Grosjean salió del monoplaza por su propio pie duran…

58
En un estudio sorprendente se descubre que los caimanes regeneran las colas perdidas
Animales

En un estudio sorprendente se descubre que los caimanes regeneran las colas perdidas

Las nuevas colas no son réplicas perfectas de las originale…

86

 

A+ A A-

El descubrimiento de un gas nocivo podría ser un signo de vida en Venus

Posibles signos de vida en Venus

¿Podría haber vida en las nubes de Venus?

Encontrar fosfina en Venus es tentador debido a cómo se produce el gas aquí en la Tierra

En lo profundo de las ácidas nubes de Venus, los astrónomos han detectado un gas tentador nunca antes encontrado en el planeta, un gas que, sorprendentemente, podría ser un signo de vida en el infernal mundo. La presencia del gas no es suficiente para decir con certeza que Venus alberga formas de vida, pero el hecho de que exista en las nubes del planeta indica que allí está sucediendo algo que no comprendemos completamente.

El gas en cuestión es uno desagradable llamado fosfina (PH₃), una molécula tóxica y explosiva con un olor persistente a ajo y pescado muerto. Los astrónomos descubrieron el gas putrefacto que acecha dentro de una capa de nubes en Venus, donde las temperaturas son bastante cercanas a las de nuestro planeta. No encontraron mucho, solo pequeños rastros en la mezcla arremolinada de nubes de ácido sulfúrico que rodean el planeta. "Es equivalente a unas pocas cucharadas en una piscina olímpica", dice David Clements, astrofísico del Imperial College of London y parte del equipo que hizo el descubrimiento.

Planeta Venus Planeta Venus

Pero encontrar incluso una pequeña cantidad de fosfina en Venus es tentador debido a cómo se produce el gas aquí en la Tierra. O es fabricado artificialmente por humanos, en productos como fumigantes o armas biológicas, o es un subproducto natural de la vida. La fosfina se puede encontrar en pantanos y marismas, donde se cree que es producida por microbios. También se puede encontrar en las entrañas de los animales o en las heces que dejan. Sobre todo, es un gas que está asociado casi exclusivamente con la vida en la Tierra, lo que plantea la posibilidad de que sea una señal de microbios flotando en las nubes venusianas.

O podría provenir de algo que aún no podemos comprender. Un equipo internacional de investigadores, que escribe hoy en Nature Astronomy, intentó con todas sus fuerzas encontrar otras explicaciones para el gas que encontraron en Venus. Modelaron cosas como rayos y meteoritos que bombardean la superficie del planeta para ver si tales fenómenos pueden producir la cantidad de fosfina que han visto.

Hasta ahora, nada coincide. "Por eso es una detección tan extraordinaria, porque tiene que provenir de algo completamente inesperado", dice Clara Sousa-Silva, astrofísica molecular del MIT y una de las autoras del estudio. “En algún momento, te quedas sin poder explicarlo. Excepto que sí conocemos una forma extraña de producir fosfina en los planetas terrestres, y esa es la vida".

fosfina (PH₃)

La idea de encontrar vida en Venus puede parecer absurda, ya que el planeta encarna la definición de un infierno. Venus es un páramo yermo, rodeado por una espesa atmósfera de dióxido de carbono. Las temperaturas pueden elevarse a casi 900 grados Fahrenheit en la superficie, lo suficientemente calientes para derretir el plomo (y la mayoría de las naves espaciales). Las pesadas nubes que se arremolinan alrededor del planeta están hechas de gotas de ácido sulfúrico que son tan ácidas que ni siquiera podemos medirlas en nuestra propia escala de pH. "Es literalmente miles de millones de veces más ácido que el entorno más ácido de la Tierra", dice Janusz Petkowski, astrobiólogo del MIT y autor del estudio.

Aún así, los astrónomos han considerado la posibilidad de que las formas de vida sobrevivan en este despiadado lugar, específicamente en las cimas de las nubes del planeta. El famoso astrónomo Carl Sagan y el biólogo Harold Morowitz propusieron la idea en 1967, y los astrónomos han especulado al respecto desde entonces. Los científicos se obsesionaron con las manchas oscuras dentro de las nubes de Venus, regiones que absorben más luz ultravioleta que otras áreas.

¿Una posible explicación de estas imperfecciones? Grandes franjas de microorganismos que absorben la luz que se hinchan y encogen con el tiempo, de manera similar a las floraciones masivas de algas. "La idea ha existido, pero nadie la había estudiado seriamente hasta que propusimos un ciclo de vida para la bacteria", dijo Sanjay Limaye, científico planetario de la Universidad de Wisconsin, quien propuso una explicación para la vida en Venus y no formó parte de este estudio.

ciclo de vida de microbios en Venus

Imagen: Ciclo de vida hipotético de los microorganismos venusinos.

En un artículo publicado en agosto, la Dra. Sara Seager y sus colegas sugirieron que los microbios transportados en el aire por corrientes de aire llamadas ondas de gravedad podrían vivir, metabolizarse y reproducirse dentro de gotas de ácido sulfúrico y agua. Y dada la cantidad de gas que se está produciendo, la población de estos microbios sería amplia.

En cuanto a cómo llegaron estos microbios allí, la mejor suposición, dijo, es que se originaron en la superficie cuando Venus tenía océanos hace 700 millones de años, pero fueron forzados a volar cuando el planeta se secó.

Y nadie sabe si los microbios, si son reales, se basan en ADN como nosotros, o en algo completamente diferente.

Encontrar pruebas contundentes de la existencia de vida en un mundo hostil como Venus plantea un particular desafío. Algunas sondas enviadas a Venus se han derretido mientras se sumergían en la superficie, y ninguna ha encontrado evidencia de vida por el momento. En la Tierra, los astrónomos pueden estudiar la atmósfera del planeta desde lejos para determinar si alguna molécula ha sido expulsada con pedos por algo biológico. La búsqueda de estos gases, los llamados biofirmas, es uno de los mejores métodos que tienen los astrónomos para determinar si hay vida al acecho en otro planeta.

La fosfina se ha convertido en un gas intrigante para observar. Recientemente, Sousa-Silva y algunos de los investigadores de este descubrimiento presentaron la fosfina como posible firma biológica debido a su asociación con algo de vida en la Tierra. Esa asociación todavía es algo misteriosa. Todavía no sabemos exactamente qué bacterias producen fosfina en la Tierra, pero algunos estudios de laboratorio sugieren que comunidades microbianas complejas generan la sustancia.

estructuras en las nubes de Venus

Imagen: Las estructuras de rayas a gran escala descubiertas en la atmósfera de Venus

Además, se necesita mucha energía para producir fosfina, y la vida es una fuente particularmente energética. "No sabemos por qué la vida en la Tierra lo está haciendo, pero tiene sentido que solo la vida lo esté haciendo", dice Sousa-Silva. "Porque de forma espontánea, simplemente no se haría en un entorno como la Tierra".

Con la fosfina en mente, un equipo internacional de investigadores utilizó dos telescopios terrestres, el telescopio James Clerk Maxwell en Hawai y el Atacama Large Millimeter Array en Chile, para buscar posibles firmas de fosfina en la atmósfera de Venus. Efectivamente, encontraron en la atmósfera el gas en una concentración de cinco a 20 partes por mil millones.

Eso es mucho cuando lo compara con la cantidad que se encuentra en la Tierra, donde el gas se concentra en partes por billón y partes por cuatrillón. "Todo eso es una gran evidencia que empuja hacia esta explicación exótica de algo que lo repone y algo que lo produce en grandes cantidades", dice Sousa-Silva.

superficie de Venus

Ciertamente, existe el potencial para que esta detección sea extraordinaria, pero todavía nadie está gritando "extraterrestres". La comunidad de la astronomía ha recorrido antes este camino, donde un descubrimiento es aclamado como finalmente El Único solo para desmoronarse un poco más tarde. Quizás el ejemplo más famoso fue el supuesto descubrimiento de bacterias fosilizadas en un meteorito marciano en 1996, lo que provocó un discurso del entonces presidente Bill Clinton.

Con el tiempo, la reclamación no resistió el escrutinio. “Quizás no estoy saltando aquí arriba y abajo”, dice Victoria Meadows, astrobióloga de la Universidad de Washington que no participó en el estudio. "Estamos en un tipo de situación "Esperemos y veremos". Creo que es un descubrimiento muy intrigante, pero definitivamente hay que explorarlo más".

Primero, tenemos que estar seguros de que el gas es, de hecho, fosfina. La detección no es muy fuerte e incluso los investigadores admiten la posibilidad de que esta señal pueda explicarse por otro gas, el dióxido de azufre. Se necesitan más observaciones de la atmósfera de Venus para confirmar realmente que hay fosfina.

Si se confirma la detección de fosfina, la gente se pondrá manos a la obra para averiguar de dónde viene. Puede resultar que la vida ni siquiera sea la mejor explicación. Es posible que la fosfina se haya encontrado en nubes con temperaturas moderadas, pero el área sigue siendo un lugar espantoso para que sobreviva la vida, incluso para los microorganismos más resistentes.

"No hay nada definitivo que diga que es biología", dice Rakesh Mogul, químico biológico de la Universidad Politécnica del Estado de California que se centra en la vida microbiana extrema, que no participa en el estudio. “Todavía hay muchas incógnitas. Y es bueno poner la biología como la respuesta, pero realmente, como científicos, debemos respaldarla y asegurarnos de estudiar exhaustivamente todas las demás posibilidades".

nave espacial en Venus

Si resulta que la vida es una buena explicación, este descubrimiento podría aumentar seriamente la influencia de Venus como un lugar para visitar en el futuro. A pesar de su proximidad a la Tierra, Venus ha permanecido prácticamente inexplorado en las últimas décadas, mientras que nuestro otro vecino Marte ha recibido mucha más atención. Confirmar la presencia de fosfina en Venus podría impulsar la creación de nuevas misiones de búsqueda de microbios en el planeta nublado. Es probable que los requisitos para ese tipo de misiones sean mucho más estrictos que antes para evitar la contaminación del entorno de Venus.

"Tendrá que ser una conversación global sobre cuál es la ética de las futuras observaciones de Venus", dice Sarah Rugheimer, astrobióloga del Jesus College, Oxford, que no participó en el estudio. "Si estás hablando de entrar y recoger la atmósfera de Venus y potencialmente alterar el hábitat, creo que debemos tener una conversación sobre eso".

Encontrar evidencia sólida de vida en Venus cambiaría por completo nuestra comprensión de lo que hace que un planeta sea habitable. Durante nuestra búsqueda de vida fuera de la Tierra, nos hemos centrado en planetas que se parecen mucho al nuestro. Pero Venus puede decirnos que necesitamos expandir nuestros criterios. "Si se trata de microbios, entonces la vida es realmente diferente y puede crear criaturas en entornos que nunca podríamos esperar", dice Rugheimer.

Al final, todo vuelve a una pregunta: ¿estamos solos? Los microbios en Venus pueden no parecer tan impresionantes, pero si la vida puede formarse en dos mundos uno al lado del otro, eso abre la posibilidad de que la vida sea mucho más abundante en el Universo de lo que pensamos.

Pase lo que pase, esta detección es solo el comienzo de un largo viaje para descubrir más sobre Venus y su potencial de habitabilidad. En este momento, no hay una respuesta definitiva. Puede que nunca la haya. "Como dicen, las afirmaciones extraordinarias requieren pruebas extraordinarias", dice Clements del Imperial College de Londres. "Tenemos pruebas bastante buenas, pero no diría todavía que sean extraordinarias".

Artículo científico: Phosphine gas in the cloud decks of Venus

Modificado por última vez enLunes, 14 Septiembre 2020 18:41