Vídeos virales

Vista rápida

Comprueban la efectividad de varios tipos de mascarillas
Ciencia

Comprueban la efectividad de varios tipos de mascarillas

Las polainas de cuello pueden ser peores que no llevar masca…

26
Comprueban la efectividad de varios tipos de mascarillas
Ciencia

Comprueban la efectividad de varios tipos de mascarillas

Las polainas de cuello pueden ser peores que no llevar masca…

26
Paquetes de ondas espaciotemporales: nueva clase de láser desafía las leyes de la física de la luz
Ciencia

Paquetes de ondas espaciotemporales: nueva clase de láser desafía las leyes de la física de…

Podría conducir a nuevas tecnologías de comunicación Los…

58
Ámbar conserva la caza de la última víctima de una 'hormiga del infierno'
Animales

Ámbar conserva la caza de la última víctima de una 'hormiga del infierno'

Un nuevo fósil revela cómo un misterioso antiguo insecto c…

66
El secreto del misterioso color azul de esta fruta
Ciencia

El secreto del misterioso color azul de esta fruta

Las grasas son responsables de este mecanismo de coloración…

54
Experimento de química produce los materiales fluorescentes más brillantes jamás fabricados
Ciencia

Experimento de química produce los materiales fluorescentes más brillantes jamás fabricados

Tienen potenciales aplicaciones en la recolección de energ…

63
Secretos genómicos de un raro reptil
Animales

Secretos genómicos de un raro reptil

Los investigadores encuentran el lugar del tuátara en el á…

83

 

A+ A A-

Dos lunas de Neptuno están atrapadas en una de las órbitas más extrañas jamás vistas

Danza de dos lunas de Neptuno

Las dos lunas en cuestión son Naiad y Thalassa realizan una "danza de evasión"

La vida no siempre es fácil para los astrofísicos: justo cuando han descubierto otro aspecto de los patrones de movimiento en nuestro Sistema Solar, aparecen dos de las lunas de Neptuno para arruinarlo todo.

Las dos lunas en cuestión son Naiad o Náyade y Thalassa (también conocida como Neptuno IV), ambas de alrededor de 100 kilómetros o 62 millas de ancho, que corren alrededor de su planeta en lo que los investigadores de la NASA llaman una "danza de evasión".

Su extraña órbita fue detectada por primera vez por investigadores de la NASA en noviembre de 2019.

Danza de dos lunas de Neptuno Danza de dos lunas de Neptuno

 

En comparación con Thalassa, la órbita de Naiad está inclinada unos cinco grados: pasa la mitad de su tiempo por encima de Thalassa y la otra mitad por debajo, en una órbita vinculada que es diferente a cualquier otra cosa registrada.

"Nos referimos a este patrón repetitivo como una resonancia", dijo en 2019 la física Marina Brozovic , del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA.

"Hay muchos tipos diferentes de danzas que los planetas, las lunas y los asteroides pueden seguir, pero esta nunca se había visto antes".

Las órbitas de las dos pequeñas lunas están separadas por solo 1.850 kilómetros (1.150 millas), pero están perfectamente sincronizadas y coreografiadas para evitarse mutuamente. Naiad tarda siete horas en rodear a Neptuno, mientras que Thalassa tarda siete horas y media en la ruta exterior.

Si estuvieras estacionado en Thalassa, verías a Naiad pasar arriba y abajo en un patrón que se repetiría cada cuatro vueltas, ya que Naiad da vueltas a su vecina repetidamente. Los investigadores dicen que estas maniobras mantienen las órbitas estables.

danza de dos lunas  de Neptuno

Para resolver esto, el equipo utilizó datos recopilados entre 1981 y 2016 de telescopios en la Tierra, Voyager 2 y el Telescopio Espacial Hubble para determinar cómo Naiad y Thalassa se están moviendo alrededor del gigante de hielo que llaman hogar.

Estas lunas son dos de los 14 satélites confirmados de Neptuno, y dos de las siete llamadas lunas internas, un sistema muy apretado entretejido con débiles anillos.

Según los investigadores, la captura de la gran luna de Neptuno Tritón podría explicar de dónde se originaron Naiad y Thalassa, y cómo llegaron a girar alrededor de su planeta de una manera tan inusual.

Las lunas internas pueden representar las sobras de Tritón, sugiere el equipo, con Naiad eventualmente pateada a su órbita inclinada a través de una interacción con otro de estos vecinos cercanos.

Además de trazar las órbitas de Naiad y Thalassa, el nuevo estudio también ha podido dar los primeros pasos para determinar la composición de las lunas internas de Neptuno, que parecen estar formadas por algo similar al hielo de agua.

"Siempre estamos entusiasmados de encontrar estas codependencias entre lunas", dijo el astrónomo planetario Mark Showalter , del Instituto SETI.

"Naiad y Thalassa probablemente han estado encerradas juntas en esta configuración durante mucho tiempo, porque hace que sus órbitas sean más estables. Mantienen la paz al no acercarse demasiado".

La investigación fue publicada en Icarus: Orbits and resonances of the regular moons of Neptune

Modificado por última vez enViernes, 10 Julio 2020 19:28