Vídeos virales

Vista rápida

Una familia australiana acaba de encontrar un koala vivo en su árbol de Navidad
Curiosidades

Una familia australiana acaba de encontrar un koala vivo en su árbol de Navidad

Los koalas han comenzado a deambular más y más en los subu…

29
Una familia australiana acaba de encontrar un koala vivo en su árbol de Navidad
Curiosidades

Una familia australiana acaba de encontrar un koala vivo en su árbol de Navidad

Los koalas han comenzado a deambular más y más en los subu…

29
Este es el momento exacto del colapso del icónico telescopio de Arecibo
Sucesos

Este es el momento exacto del colapso del icónico telescopio de Arecibo

La plataforma de instrumentos se estrelló contra el plato d…

35
¿Cómo obtuvieron sus alas los insectos?: los científicos (¡por fin!) cuentan la historia
Ciencia

¿Cómo obtuvieron sus alas los insectos?: los científicos (¡por fin!) cuentan la historia

Evolucionaron a partir de una excrecencia o "lóbulo" en las…

51
Valiente gatito serval se enfrenta a una leona, lamentablemente acaba mal
Naturaleza

Valiente gatito serval se enfrenta a una leona, lamentablemente acaba mal

Ni siquiera se sabe que los leones vayan tras los servales …

72
Bola de fuego 'tan brillante como la luna llena' en el cielo nocturno de Japón
El Planeta

Bola de fuego 'tan brillante como la luna llena' en el cielo nocturno de Japón

Las estrellas fugaces más brillantes que Venus se conocen g…

78
Piloto de Fórmula 1 escapa milagrosamente vivo tras incendiarse su coche
Sucesos

Piloto de Fórmula 1 escapa milagrosamente vivo tras incendiarse su coche

Romain Grosjean salió del monoplaza por su propio pie duran…

64

 

A+ A A-

Dos 'pseudoescorpiones' descubiertos en una cueva del Gran Cañón

Las criaturas han sido llamadas respectivamente Hesperochernes bradybaughii y Tuberochernes cohni

Han sido descubiertas en una cueva en el borde norte del Gran Cañón dos nuevas especies de los llamados pseudoescorpiones. Las esquivas criaturas, que se han adaptado a su medio ambiente sin luz por la pérdida de sus ojos, fueron descubiertas en el Grand Canyon-Parashant National Monument, que colinda con el más conocido Parque Nacional del Gran Cañón en Estados Unidos.
A diferencia de los verdaderos escorpiones, estos impostores de escorpión carecen de una cola con un aguijón venenoso. En cambio los arácnidos utilizan un potente veneno de aguijones en sus pinzas para inmovilizar a sus presas, dijo el autor del estudio J. Judson Wynne, profesor asistente de investigación en el Departamento de Ciencias Biológicas de la Universidad del Norte de Arizona, en Flagstaff. La pequeña cueva donde el equipo descubrió las nuevas especies - a sólo 250 pies (76 metros) de longitud - apoya sin embargo la mayor diversidad de artrópodos adaptados a cuevas que cualquier otra cueva conocida en el Grand Canyon-Parashant National Monument, dijo Wynne. Pseudoescorpión Hesperochernes bradybaughi Nuevas especies Los investigadores descubrieron por primera vez los dos falsos escorpiones durante expediciones entre 2005 y 2007 en una cueva a lo largo del borde norte del Gran Cañón. Pero tuvieron que pasar años antes de que el equipo identificase las especies como únicas. "Contrariamente a la creencia popular, rara vez estamos en el campo, recogemos un animal y luego trasladamos nuestros mugrientos frascos de campo para brindar por un nuevo descubrimiento de especies", dijo Wynne. Para confirmar que los pseudoescorpiones eran una nueva especie, el equipo tuvo que llevarlos de vuelta a un especialista en taxonomía, que analizó todos los detalles de las especies y estudió minuciosamente todos los datos existentes sobre especies similares. En este caso, el equipo encontró que una de las especies tenían un par de patas engrosadas y un montículo en la pinza, mientras que otra tenía una pinza mucho más profunda que otros pseudoescorpiones - que califican a cada uno como una especie distinta, dijo el coautor del estudio, Mark Harvey, conservador jefe del Museo de Australia occidental en Perth. Las criaturas, llamadas respectivamente Hesperochernes bradybaughii y Tuberochernes cohni, miden alrededor de 0,12 pulgadas (3 milímetros) de largo y se alimentan de pequeños invertebrados, incluyendo los colémbolos, piojos, ácaros y posiblemente ninfas de críquet. Muchas de sus presas tienen sólo un cuarto de la longitud de un grano de arroz. Las dos especies llevan el nombre de Jeff Bradybaugh, un defensor de la investigación de las cuevas y el ex superintendente de Grand Canyon-Parashant National Monument, y Theodore Cohn, un entomólogo que identificó un nuevo género de ninfas de críquet y falleció en 2013. El hecho de que dos especies separadas de pseudoescorpiones puedan vivir en la cueva mientras compiten por la misma fuente alimentaria sugiere la cueva es compatible con una robusta red alimentaria. La cueva es uno de los más grandes dormideros de grillos en el norte de Arizona, y los pseudoescorpiones se alimentan del "excremento" de los grillos, o caca, así como el hongo que crece en el fondo. La cueva es también el hogar de un extraño escarabajo hongo sin ojos que se alimenta de los hongos de la caca. En un momento, los antepasados de los pseudoescorpiones vivían en el medio ambiente del desierto fuera de la cueva, pero desde entonces se han adaptado a la caza en un ambiente desprovisto de luz, perdido sus ojos y obteniendo un cuerpo alargado en el proceso. pseudoescorpión Tuberochernes cohni Extraños insectos En general, pseudoescorpiones son criaturas extrañas. No sólo porque con sus pinzas inmovilizan la presa, sino que también ayudan a los insectos a trasladarse a nuevos lugares. "Van a captar a otro animal, como aves, mamíferos e incluso otros insectos. Se aferran y pueden ser transportados largas distancias", dijo Wynne. Esto permite que los insectos viajen más lejos de lo que normalmente podría, por lo que pueden aparearse y dispersar los genes más de lo que podían caminar sobre sus propias ocho patas. Estos viajes también pueden llevar a los escorpiones a mejores cotos de caza, aunque no hay garantía de que el próximo punto es mejor que el anterior, dijo Wynne. Pero los pseudoescorpiones no son sólo gorrones; ayudan a sus huéspedes animales devorando parásitos como los ácaros. Las nuevas especies se describen en la edición de noviembre de la revista Journal of Arachnology: Troglomorphic pseudoscorpions (Arachnida: Pseudoscorpiones) of northern Arizona, with the description of two new short-range endemic species
Modificado por última vez enLunes, 02 Noviembre 2015 22:32