Vídeos virales

Vista rápida

Misteriosa muerte masiva de elefantes en Botswana fue causada por envenenamiento por cianobacterias
Animales

Misteriosa muerte masiva de elefantes en Botswana fue causada por envenenamiento por cianobacterias

Las autoridades han descartado el ántrax o la participació…

16
Misteriosa muerte masiva de elefantes en Botswana fue causada por envenenamiento por cianobacterias
Animales

Misteriosa muerte masiva de elefantes en Botswana fue causada por envenenamiento por cianobacterias

Las autoridades han descartado el ántrax o la participació…

16
Avistados dos nuevos bebés de raro rinoceronte en peligro de extinción
En peligro

Avistados dos nuevos bebés de raro rinoceronte en peligro de extinción

El rinoceronte de Java es uno de los mamíferos más amenaza…

51
Leopardo se pasea tranquilamente frente a los comensales en un albergue en Sudáfrica
Animales

Leopardo se pasea tranquilamente frente a los comensales en un albergue en Sudáfrica

Es probable que los felinos de esta parte del mundo estén m…

65
Cocodrilo inhalando helio se lleva el premio Ig Nobel
Curiosidades

Cocodrilo inhalando helio se lleva el premio Ig Nobel

¿Cómo sonaría si un cocodrilo succionara helio? ¿Has o…

170
Nuevos dinosaurios 'durmientes eternos' desenterrados en China
Ciencia

Nuevos dinosaurios 'durmientes eternos' desenterrados en China

Llamado Changmiania liaoningensis fue uno de los primeros or…

87
Las mascarillas faciales podrían funcionar como una improvisada vacuna contra la COVID-19
Ciencia

Las mascarillas faciales podrían funcionar como una improvisada vacuna contra la COVID-19

El tema de la carga viral vuelve a ser cuestionado Una nuev…

87

 

A+ A A-

Un gráfico muestra los mejores y peores tipos de mascarillas, según las últimas investigaciones

Cámara de alta velocidad captura cómo funcionan los diferentes tipos de mascarillas faciales

Una mascarilla ideal bloquea tanto las gotas respiratorias grandes de la tos o los estornudos, como los aerosoles

Un simple truco puede revelar si tu mascarilla ofrece suficiente protección: intenta apagar una vela mientras la usas. Una buena mascarilla debería evitar que apagues la llama.

La regla no es infalible, pero debería ayudarte a descartar las mascarillas que no son muy protectoras.

Desde que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos comenzaron a recomendar en abril mascarillas de tela para el público en general, los investigadores han estado evaluando los mejores materiales para filtrar el coronavirus.

Tipos de mascarillas y su eficacia Tipos de mascarillas y su eficacia

Una mascarilla ideal bloquea tanto las gotas respiratorias grandes de la tos o los estornudos, el método principal por el cual las personas transmiten el virus a otras personas, junto con partículas más pequeñas en el aire llamadas aerosoles, que se producen cuando las personas hablan o exhalan.

Debe sellarse alrededor de la nariz y la boca, ya que cualquier espacio, orificio o ventilación podría permitir que las gotas se escapen y potencialmente infectar a otra persona.

Suponiendo que las mascarillas se usan correctamente, en los estudios ciertos materiales funcionan mejor que otros. Según las últimas investigaciones, aquí hay una clasificación de las mejores y peores cubiertas faciales:

eficacia de diferentes mascarillas (gráfico en español)

Las mascarillas 'híbridas' se encuentran entre las opciones caseras más seguras

Como regla general, las telas de las mascarillas deben tejerse lo más ajustadas posible. Es por eso que las telas con mayor número de hilos son mejores para filtrar partículas.

También es preferible que tengan más de una capa. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que las mascarillas de tela tengan tres capas: una capa interna que absorba, una capa intermedia que filtra y una capa externa hecha de un material no absorbente como el poliéster.

Las mascarillas N95 son las más protectoras porque se sellan herméticamente alrededor de la nariz y la boca para que entren o salgan muy pocas partículas virales. También contienen fibras enredadas para filtrar patógenos en el aire; el nombre se refiere a su eficiencia mínima del 95 por ciento para filtrar aerosoles.

Un reciente estudio de Duke mostró que menos del 0,1 por ciento de las gotas se transmitían a través de una mascarilla N95 mientras el usuario hablaba.

Es por eso que generalmente están reservadas para los trabajadores de la salud.

Las mascarillas quirúrgicas desechables también están hechas de tela no tejida. Un estudio de 2013 encontró que las mascarillas quirúrgicas eran aproximadamente tres veces más efectivas para bloquear los aerosoles de la influenza que las mascarillas faciales caseras (eso era cierto, al menos, cuando el flujo de aire era más lento que la tos pero más rápido que la respiración humana durante el trabajo ligero).

Aún así, existen opciones caseras que se acercan al nivel de protección de una N95 o mascarilla quirúrgica.

Un estudio de abril de la Universidad de Chicago determinó que las mascarillas "híbridas", que combinan dos capas de algodón de 600 hilos con otro material como seda, gasa o franela, filtran al menos el 94 por ciento de las partículas pequeñas (menos de 300 nanómetros ) y al menos el 96 por ciento de partículas más grandes (más de 300 nanómetros). Dos capas de algodón de 600 hilos ofrecen un nivel similar de protección contra partículas más grandes, pero no fueron tan efectivas para filtrar aerosoles.

Sin embargo, ese estudio realizó mediciones a bajas tasas de flujo de aire, por lo que las mascarillas podrían ofrecer menos protección contra la tos o el estornudo. Aún así, es preferible utilizar varias capas de algodón de alta densidad de hilos a los revestimientos faciales hechos con un paño de cocina o una camiseta de algodón.

mascarilla casera

Las telas como la seda o el algodón tienen rendimientos más variables

Un estudio de junio publicado en el Journal of Hospital Infection encontró que las mascarillas hechas con bolsas de aspiradora se encontraban entre las alternativas más efectivas a las mascarillas quirúrgicas, seguido de mascarillas hechas con paños de cocina, fundas de almohada, seda y camisetas 100 por ciento de algodón, respectivamente.

Mientras tanto, una investigación de la Universidad de Illinois encontró que un paño de cocina nuevo era un poco más efectivo que una camiseta usada 100 por ciento de algodón para filtrar las gotas cuando una persona tose, estornuda o habla. Ese estudio (que aún está pendiente de revisión por pares) también encontró que una camisa usada hecha de seda al 100 por ciento era más efectiva para filtrar gotas de alto impulso, probablemente porque la seda tiene propiedades electrostáticas que pueden ayudar a atrapar partículas virales más pequeñas.

Sin embargo, el estudio de la Universidad de Chicago llegó a una conclusión diferente: esos investigadores encontraron que una sola capa de seda natural filtraba solo el 54 por ciento de las partículas pequeñas y el 56 por ciento de las partículas más grandes. Por el contrario, cuatro capas de seda natural filtraron el 86 por ciento de las partículas pequeñas y el 88 por ciento de las partículas grandes a bajas tasas de flujo de aire.

Los pañuelos y bufandas no ofrecen una gran protección

Los pañuelos y bufandas han tenido un desempeño deficiente en múltiples estudios.

El estudio del Journal of Hospital Infection encontró que una bufanda solo reducía el riesgo de infección de una persona en un 44 por ciento después de que compartían una habitación con una persona infectada durante 30 segundos. Después de 20 minutos de exposición, la bufanda solo redujo el riesgo de infección en un 24 por ciento.

De manera similar, los investigadores de Duke encontraron que los pañuelos reducían la tasa de transmisión de gotas en un factor de dos, lo que los hace menos protectores que la mayoría de los otros materiales.

Sin embargo, en su mayor parte, cualquier mascarilla es mejor que ninguna, con una notable excepción: el CDC advierte a las personas que no usen mascarillas con válvulas o respiraderos incorporados.

Las mascarillas con válvulas unidireccionales pueden expulsar partículas infecciosas a la atmósfera, lo que ayuda a impulsar la transmisión.

Los estudios de mascarillas deben tomarse con precaución

Aunque la investigación se está fusionando en torno a la idea de que algunos tipos de mascarillas ofrecen la mejor protección, no siempre es fácil simular cómo funcionará una mascarilla en la vida real.

Esto se debe a que solo algunas pruebas imitan directamente el tamaño de las partículas del nuevo coronavirus, mientras que otras evalúan el rendimiento basándose en virus como la gripe. Los investigadores tampoco están seguros del grado en que el virus se transmite a través de aerosoles, ya que esas pequeñas partículas son extremadamente difíciles de atrapar y estudiar sin matar al virus.

Algunos científicos incluso tienen diferentes ideas de lo que constituye un aerosol (el límite generalmente aceptado es menos de 5 micrones (que es aproximadamente el tamaño de una partícula de polvo)) y muchos expertos piensan que la delimitación es completamente arbitraria.

Diferentes estudios también prueban las mascarillas en diferentes circunstancias: algunos imitan el flujo de aire pesado que se produce cuando una persona tose, mientras que otros imitan el flujo de aire cuando una persona habla o respira normalmente.

Y, por supuesto, las mascarillas funcionan de manera diferente según cómo se usen. Por eso es mejor quedarse con más protección que con menos.

Modificado por última vez enDomingo, 13 Septiembre 2020 13:25