Vídeos virales

Vista rápida

La Luna tiene un nuevo cráter
NASA-ESA

La Luna tiene un nuevo cráter

Un meteorito golpeó nuestro satélite durante el eclipse de s…

37
La Luna tiene un nuevo cráter
NASA-ESA

La Luna tiene un nuevo cráter

Un meteorito golpeó nuestro satélite durante el eclipse de s…

37
Romeo, la rana más solitaria del mundo, finalmente tiene a su Julieta
Animales

Romeo, la rana más solitaria del mundo, finalmente tiene a su Julieta

Las ranas acuáticas de Sehuencas suelen vivir alrededor de 1…

51
Sorprendentes imágenes revelan que las liebres son caníbales y comen carne
Naturaleza

Sorprendentes imágenes revelan que las liebres son caníbales y comen carne

En un giro irónico, los mamíferos también se alimentan de ca…

115
Pájaro escapa de un halcón... pero acaba en las fauces de un cocodrilo
Naturaleza

Pájaro escapa de un halcón... pero acaba en las fauces de un cocodrilo

Un tejedor, incapaz de desenvolverse en el agua, es una pres…

119
Cocodrilos devoran el cadáver de un hipopótamo
Naturaleza

Cocodrilos devoran el cadáver de un hipopótamo

Algunos hipopótamos atacan a los cocodrilos para defender a …

150
InSight se sumará a la larga fascinación de los humanos por Marte
NASA-ESA

InSight se sumará a la larga fascinación de los humanos por Marte

Sigue en directo el 'aterrizaje' del nuevo módulo de la NASA…

225

Hormigas T-Rex caníbales observadas por primera vez

observación de hormigas Tyrannomyrmex rex

Son más tímidas de lo que esperábamos

Por primera vez los investigadores han observado una feroz hormiga que lleva el nombre del depredador más temible de la historia de nuestro planeta. Sin embargo, la hormiga tiene muy poco en común con su homónimo.

A pesar de haber sido descritas hace más de 20 años, las hormigas Tyrannomyrmex rex eran un misterio casi completo - sólo un espécimen había sido recogido y nunca nadie las había observado más veces. Ni siquiera sabíamos dónde encontrarlas. Por eso, cuando el biólogo Mark Wong tropezó en Singapur con una colonia de hormigas T-Rex, se emocionó mucho.

Las hormigas son una parte del raro género Tyrannomyrmex, que sólo cuenta con otras dos especies. La colonia que Wong descubrió se encontraba en un bosque de segundo crecimiento que fue una vez una huerta y plantación de caucho del siglo XX. Era pequeño, subterráneo, y discreto, pero aún así un hallazgo muy valioso.

hormiga caníbal Tyrannomyrmex rex hormiga caníbal Tyrannomyrmex rex

"Nuestro hallazgo de T. rex debajo de la superficie del suelo destaca la necesidad de una exploración más enfocada de las comunidades de hormigas dentro de este ambiente", dijo.

Las hormigas exhiben un comportamiento intrigante. Para empezar, son tímidas, quisquillosas, más activas durante la noche que durante el día. No son agresivas en absoluto y cuando están amenazadas, simplemente se acurrucan y se paralizan, con la esperanza de huir después de que el peligro haya pasado. La única verdadera similitud con su homónimo dinosaurio es la forma del hocico.

Los investigadores no pudieron averiguar lo que les gusta comer. Después de ser llevadas a cautiverio, rechazaron termitas, hormigas más pequeñas, ácaros, milpiés e incluso miel, dijo Wong. Sin embargo, observó que la hormiga puede convertirse en caníbal - que es un poco raro cuando se piensa que rechazaron cosas como la miel.

Tyrannosaurus rex"Me reí mucho al ver que respondían de esta manera a pequeños milpiés, ácaros, hormigas más pequeñas y, básicamente, cualquier presa que intenté ofrecerles", dijo Wong a National Geographic. "Ni siquiera se acercaban a la miel - y sólo empujaron suavemente una gotita de miel con sus antenas".

Después de huir de otros insectos y negarse a comer miel (ver vídeo), los investigadores concluyeron que probablemente comen diminutos invertebrados o huevos de insectos.

La pequeña colonia se componía de 13 obreras adultas, dos pupas de obreras, una pupa masculina, nueve larvas y cinco huevos. La pupa masculina emergió como un adulto, pero las otras se lo comieron, exhibiendo un raro, pero no inaudito, comportamiento. Además, Wong no encontró una reina entre las hormigas que recogieron.

"La colonia es un gran organismo", dijo, "y esta es una forma en que canaliza los recursos de algunas funciones biológicas [en este caso, la reproducción] a otras, sobre la base de lo que se consideran importantes en las condiciones ambientales prevalecientes".

Desafortunadamente, después de 10 días de observación, los investigadores decidieron eutanasiar las hormigas para preservar su cuerpo para la investigación adicional. No sabemos cuál es el estado de conservación de estas hormigas.

Sin embargo, esto es un recordatorio de que todavía hay un montón de vida a la espera de ser descubierta.

"Cada vez más estamos encontrando que muchas hormigas que viven bajo tierra tienen historias de vida únicas y relaciones ecológicas que son mal entendidas", dijo. "Hay un mundo increíble justo debajo de nuestros pies, que apenas hemos explorado, y estoy emocionado por empezar".

El estudio fue publicado en la revista Asian Myrmecology: Notes on the habitat and biology of the rare ant genus Tyrannomyrmex (Fernández, 2003)

Modificado por última vez enJueves, 18 Mayo 2017 17:39

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.