Vídeos virales

Vista rápida

Esta equidna albina es tan rara como la fauna australiana
Animales

Esta equidna albina es tan rara como la fauna australiana

Los monotrema son mamíferos con espinas que ponen huevos De…

9
Esta equidna albina es tan rara como la fauna australiana
Animales

Esta equidna albina es tan rara como la fauna australiana

Los monotrema son mamíferos con espinas que ponen huevos De…

9
Arrogante ardilla termina siendo comida por un zorro
Naturaleza

Arrogante ardilla termina siendo comida por un zorro

Pero a menudo una ardilla llega a la seguridad de los árbole…

54
Batalla de resistencia: Lobo intenta cazar un solitario alce
Naturaleza

Batalla de resistencia: Lobo intenta cazar un solitario alce

Ofrece una fenomenal visión de la resistencia por igual de l…

66
Astrónomos encuentran potencial solución a cómo se forman los planetas
NASA-ESA

Astrónomos encuentran potencial solución a cómo se forman los planetas

Polvo atrapado en 'trampas' permite el tiempo y el espacio p…

45
Según la NASA el Planeta Nueve existe
NASA-ESA

Según la NASA el Planeta Nueve existe

El Planeta Nueve podría ser nuestra "súper Tierra" El Plane…

59
Gigantesca pitón muerta en Indonesia después de atacar a un hombre
Animales

Gigantesca pitón muerta en Indonesia después de atacar a un hombre

Luego fue consumida pieza por pieza por los lugareños En un…

117

Los sonidos del espacio interestelar

Las ondas de electrones revelan que la sonda espacial Voyager 1 ha salido del sistema solar

A las películas de ciencia ficción se les critica a veces cuando las explosiones en el vacío hacen ruido. Como dice el viejo refrán, "en el espacio nadie puede oír tus gritos". Sin aire no hay sonido. Pero si eso es cierto ¿No debemos hacer caso al físico espacial Don Gurnett cuando dijo en una conferencia de prensa de la NASA en septiembre de 2013, que él había oído "los sonidos del espacio interestelar?"
Resulta que el espacio puede hacer música... si sabes escuchar. sonidos de espacio interestelar, audioGurnett es profesor James Van Allen de física en la Universidad de Iowa y el investigador principal del instrumento Plasma Wave Science en la Voyager 1. En la conferencia de prensa reprodujo algunos datos de ondas de plasma para la audiencia. Los sonidos, explicó, eran evidencia sólida de que la Voyager 1 había salido de la heliosfera. La heliosfera es una gran burbuja de magnetismo que rodea al Sol y los planetas. Es, en esencia, el campo magnético del sol inflado a proporciones enormes por el viento solar. Dentro de la heliosfera es "casa". Afuera está el espacio interestelar, el reino de las estrellas. Durante décadas, los investigadores han estado al borde de sus asientos, esperando a que las sondas Voyager se alejaran. Irónicamente, a la NASA le tomó casi un año realizar el avance que había ocurrido. La razón es debido a la lenta cadencia de las transmisiones de la distante nave espacial. Los datos almacenados en antiguas grabadoras se reproducen a intervalos de tres a seis meses. A continuación, se necesita más tiempo para procesar las lecturas. Gurnett recuerda la emoción del descubrimiento cuando algunos datos de meses de antigüedad procedentes del Instrumento de ondas de plasma alcanzaron su escritorio en el verano de 2013. Los tonos distantes fueron concluyentes: "Voyager 1 había hecho la travesía".

sonda espacia Voyager 1

Estrictamente hablando, el instrumento de ondas de plasma no detecta sonido. En vez de eso siente las ondas de electrones en el gas ionizado o "plasma" a través de las que viaja el Voyager. Ningún oído humano puede escuchar estas ondas de plasma. Sin embargo, debido a que se producen en las frecuencias de audio, entre algunos cientos y algunos miles hertz, "podemos reproducir los datos a través de un altavoz y escuchar", dice Gurnett. "El tono y la frecuencia nos hablan de la densidad del gas que rodea a la nave". Cuando el Voyager 1 estaba dentro de la heliosfera, los tonos eran bajos, en torno a 300 Hz, típicos de las ondas de plasma que cursan a través del enrarecido viento solar. En el exterior, la frecuencia aumentó a un tono más alto, entre 2 y 3 kHz, lo que corresponde al gas más denso en el medio interestelar. Música para los oídos de Gurnett de la transición. Hasta el momento, la Voyager 1 ha registrado dos explosiones de "música de plasma interestelar" - una en octubre-noviembre 2012 y otra segunda en abril-mayo de 2013. Ambas estaban relacionadas con estallidos de actividad solar. "Necesitamos eventos solares para activar las oscilaciones del plasma", dice Gurnett. Los actores principales son las CME, nubes de gas caliente que vuelan directo al espacio cuando hacen erupción los campos magnéticos solares. Una CME típica dura 2 ó 3 días en llegar a la Tierra, y un año o más para llegar a la Voyager. Cuando una CME pasa a través del plasma, excita oscilaciones similares a dedos rasgando las cuerdas de una guitarra. Instrumento de ondas de plasma del Voyager... escucha y aprende. "Estamos en una región totalmente inexplorada del espacio", dice Gurnett. "Espero algunas sorpresas por ahí". En particular, Gurnett tiene la esperanza de captar ondas de plasma no excitadas por las tormentas solares. Se especula que los frentes de choque fuera del sistema solar podrían estar viajando a través del medio interestelar. Si es así, podrían excitar nuevas ondas de plasma que se encontrará la Voyager 1, ya que se hunde cada vez más en la esfera de las estrellas. Los próximos "sonidos" de allí podrían ser realmente sorprendentes.
Modificado por última vez enSábado, 07 Noviembre 2015 15:55