Clicky

Manada de lobos caza una liebre tras una extenuante persecución

Si no quieren pasar hambre tendrán que cazar como una unidad

Una dieta de conejo no será suficiente para sostener un cachorro en crecimiento o alimentar a una manada entera de lobos, por lo que se necesita una presa más grande. El problema es que las presas más grandes, como las liebres, son increíblemente ágiles y pueden correr hasta velocidades de 60 kilómetros por hora. Si esta manada de lobos no quiere pasar hambre, tendrán que cazar como una unidad.

El lobo ártico (Canis lupus arctos), también llamado lobo polar o lobo blanco, como todos los lobos, cazan en manada. Sus presas son comúnmente caribúes y bueyes almizcleros. Por otra parte, cazan otros animales que puedan encontrar, como liebres árticas, focas, perdices nivales y lemmings.

Debido a la escasez de plantas de pastar, estos lobos se ven obligados a recorrer grandes áreas (de hasta 2.600 km²) para encontrar presas siguiendo los rebaños. El alce también es una presa ocasional. Sus largas patas los hacen lentos y, a veces atrancados en la nieve, se vuelven presa fácil para las manadas de lobos.

En el vídeo de The Hunt - BBC Earth, en el corto verano del Ártico, las liebres árticas (Lepus arcticus) mantienen su capa blanca de invierno, lo que significa que se destacan en la tundra marrón. Los lobos árticos aprovechan la oportunidad de cazarlas.

Vídeos Virales

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email:

Cultura

El Planeta

Espacio

Sociedad