Vídeos virales

Vista rápida

Misteriosa muerte masiva de elefantes en Botswana fue causada por envenenamiento por cianobacterias
Animales

Misteriosa muerte masiva de elefantes en Botswana fue causada por envenenamiento por cianobacterias

Las autoridades han descartado el ántrax o la participació…

16
Misteriosa muerte masiva de elefantes en Botswana fue causada por envenenamiento por cianobacterias
Animales

Misteriosa muerte masiva de elefantes en Botswana fue causada por envenenamiento por cianobacterias

Las autoridades han descartado el ántrax o la participació…

16
Avistados dos nuevos bebés de raro rinoceronte en peligro de extinción
En peligro

Avistados dos nuevos bebés de raro rinoceronte en peligro de extinción

El rinoceronte de Java es uno de los mamíferos más amenaza…

51
Leopardo se pasea tranquilamente frente a los comensales en un albergue en Sudáfrica
Animales

Leopardo se pasea tranquilamente frente a los comensales en un albergue en Sudáfrica

Es probable que los felinos de esta parte del mundo estén m…

65
Cocodrilo inhalando helio se lleva el premio Ig Nobel
Curiosidades

Cocodrilo inhalando helio se lleva el premio Ig Nobel

¿Cómo sonaría si un cocodrilo succionara helio? ¿Has o…

170
Nuevos dinosaurios 'durmientes eternos' desenterrados en China
Ciencia

Nuevos dinosaurios 'durmientes eternos' desenterrados en China

Llamado Changmiania liaoningensis fue uno de los primeros or…

87
Las mascarillas faciales podrían funcionar como una improvisada vacuna contra la COVID-19
Ciencia

Las mascarillas faciales podrían funcionar como una improvisada vacuna contra la COVID-19

El tema de la carga viral vuelve a ser cuestionado Una nuev…

88

 

A+ A A-

Las mascarillas faciales podrían funcionar como una improvisada vacuna contra la COVID-19

El uso de mascarillas puede disminuir la gravedad de la COVID-19

El tema de la carga viral vuelve a ser cuestionado

Una nueva teoría no probada pero emocionante sugiere que incluso si las mascarillas no protegen completamente al usuario, funcionan para reducir la carga viral y esto, a su vez, es probable que active la inmunidad después de una infección asintomática, algo similar a la inoculación de la vacuna.

Desde las primeras etapas de la pandemia, los expertos en infecciones han apoyado el uso de máscaras faciales como una forma de reducir la transmisión de la COVID-19. Esto fue especialmente frecuente en los países asiáticos, donde las máscaras faciales eran mucho más comunes, pero finalmente se popularizaron en otras partes del mundo.

La evidencia muestra un fuerte vínculo entre el uso de mascarillas y la reducción de la transmisión comunitaria, y las mascarillas se han convertido en un pilar de nuestra lucha contra la COVID-19.

Pero también podrían estar haciendo otra cosa. Podrían estar dando inmunidad a algunas personas sin un síntoma visible.

La teoría no está probada pero es plausible. Se abordó en un comentario publicado en el New England Journal of Medicine, una de las revistas médicas más prestigiosas del mundo.

Uso de mascarillas como vacuna Uso de mascarillas como vacuna

"El uso universal de mascarillas parece reducir la tasa de nuevas infecciones; planteamos la hipótesis de que al reducir el inóculo viral, también aumentaría la proporción de personas infectadas que permanecen asintomáticas", escriben Monica Gandhi y George Rutherford, dos expertos en infecciones.

La idea es que las mascarillas lo hagan de modo que, aunque te infectes, la carga viral inicial que te infecta sea bastante pequeña, lo que reduce la intensidad de los síntomas o incluso los elimina por completo.

Esto se ha especulado antes, aunque todavía no está claro en qué medida esta carga viral inicial afecta la gravedad de la enfermedad. Sin embargo, Gandhi y Rutherford recurren a varios estudios observacionales que respaldan su hipótesis.

Por ejemplo, los CDC estiman que la tasa típica de infección asintomática es de alrededor del 40%. Sin embargo, en lugares con mascarilla facial universal o casi universal, las tasas de infección asintomática son mucho más altas, llegando incluso al 80%. Los países que han adoptado mascarillas faciales generalizadas tienden a tener tasas de supervivencia mucho mejores, lo que también sugiere un cambio a casos más asintomáticos.

Estudios más localizados también parecen respaldar esta idea. Por ejemplo, en un brote en un crucero argentino cerrado donde los pasajeros recibieron máscaras quirúrgicas (y el personal tenía máscaras N95), la tasa de asintomáticos fue del 81% (en comparación con el 20% para otros brotes de barcos sin enmascaramiento universal). En las plantas procesadoras de alimentos de EE. UU., donde los trabajadores usaban máscaras todos los días, la proporción de casos asintomáticos fue aún mayor, alcanzando el 95%.

La idea también está respaldada por un estudio en modelos animales, donde los hámsteres sirios a los que se les administraron dosis más altas de virus mostraron manifestaciones más graves de la enfermedad.

Si bien esta teoría todavía es algo especulativa, encajaría muy bien con los datos observados. Si es cierta, sugeriría que, además de ayudar a limitar la prevención, las mascarillas también funcionarían como una especie de vacuna, mejorando la inmunidad después de un curso asintomático (o al menos reduciendo la intensidad de los síntomas). En última instancia, para mantener la enfermedad bajo control, debemos reducir tanto la tasa de transmisión como la gravedad de la enfermedad, y las máscaras parecen ayudar en ambos extremos.

Si bien los expertos aún no están seguros de cómo funciona la inmunidad COVID-19 y cuánto dura, las tasas de reinfección parecen ser raras y, en general, la infección parece otorgar inmunidad, al menos durante algunos meses. Los datos prometedores indican que incluso los casos de COVID-19 leves o asintomáticos otorgan inmunidad.

Mientras esperamos una vacuna con el invierno al acecho en el hemisferio norte, necesitamos toda la ayuda que podamos obtener. Si hay un beneficio adicional para las máscaras faciales, eso ofrecería aún más apoyo para su uso generalizado. Los investigadores piden más estudios para analizar esta teoría.

"Para probar nuestra hipótesis de que el enmascaramiento de toda la población es una de esas estrategias, necesitamos más estudios que comparen la tasa de infección asintomática en áreas con y sin enmascaramiento universal", concluyen los investigadores.

Comentario científico: Facial Masking for Covid-19 — Potential for “Variolation” as We Await a Vaccine

Modificado por última vez enMartes, 15 Septiembre 2020 13:09