Vídeos virales

Vista rápida

Momento en que una inundación repentina aparece de la nada
Naturaleza

Momento en que una inundación repentina aparece de la nada

En el desierto, las inundaciones repentinas llegan con veloc…

36
Momento en que una inundación repentina aparece de la nada
Naturaleza

Momento en que una inundación repentina aparece de la nada

En el desierto, las inundaciones repentinas llegan con veloc…

36
Curioso mono prueba la cámara de un fotógrafo
Animales

Curioso mono prueba la cámara de un fotógrafo

El macaco negro crestado de Célebes es una especie de mono e…

35
Logran filmar las primeras imágenes de moléculas cambiando su estado de carga
Ciencia

Logran filmar las primeras imágenes de moléculas cambiando su estado de carga

Las transiciones de carga de estas moléculas son esenciales …

66
Nunca nos cansaremos de ver este vídeo de astronautas cayéndose en la Luna
NASA-ESA

Nunca nos cansaremos de ver este vídeo de astronautas cayéndose en la Luna

Un astronauta que se mueve en la Luna lo está haciendo en co…

70
Cacatúa inventa sus propios movimientos de baile sin entrenamiento
Curiosidades

Cacatúa inventa sus propios movimientos de baile sin entrenamiento

Snowball, el loro que baila, ha pasado de sensación de Inter…

75
Incluso en escarpadas agujas de hielo volcánico, la vida encuentra un camino
Naturaleza

Incluso en escarpadas agujas de hielo volcánico, la vida encuentra un camino

Las misteriosas formas de vida en los "penitentes" helados e…

61

Un meteorito interestelar podría haber chocado con la Tierra en 2014

First Interstellar Asteroid Wows Scientists

Viajaba demasiado rápido como para haberse originado dentro de nuestro sistema solar

En 2017, los científicos anunciaron que habían detectado, por primera vez, un objeto del espacio interestelar que atravesaba nuestro sistema solar: un asteroide del tamaño de un campo de fútbol denominado ‘Oumuamua.

Ahora, como informa Charles Q. Choi para Space.com, los astrónomos de Harvard dicen que han encontrado pruebas de que otra roca espacial interestelar considerablemente más pequeña llegó a nuestro sistema solar en 2014, y que esta chocó con la Tierra.

El astrofísico Avi Loeb, del Centro Harvard-Smithsoniano de Astrofísica y Amir Siraj, un estudiante de astronomía de Harvard, sospechaba que si un gran asteroide como ‘Oumuamua podría viajar desde otro sistema estelar, también podrían hacer el viaje objetos más pequeños. Algunos incluso podrían chocar con la Tierra "con la frecuencia suficiente para ser notorios", escriben en un artículo [PDF] enviado a la revista Astrophysical Journal Letters.

Meteorito interestelar Meteorito interestelar

Los investigadores habían identificado previamente a ‘Oumuamua como un cuerpo interestelar porque su trayectoria y alta velocidad (54 millas por segundo) indicaban que no estaba ligado gravitacionalmente al sol. Así que Loeb y Siraj buscaron los meteoros más rápidos detectados por los sensores del gobierno de los Estados Unidos en los últimos 30 años y catalogados por el Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra.

Manejaron tres posibilidades y descartaron dos debido a la falta de datos. Pero el tercer meteoro, que se había desintegrado sobre la costa noreste de Papúa Nueva Guinea en enero de 2014, es un prometedor candidato para un visitante interestelar, sostienen Loeb y Siraj. El objeto tenía tres pies de ancho (90 cm), con una altura de 11.6 millas, y había estado viajando a una velocidad de 37 millas por segundo, informa Nadia Drake de National Geographic.

"[Estaba] viajando tan rápido que debió haber sido liberado del sistema solar, lo que significa que, como 'Oumuamua, se originó desde fuera del sistema solar", dice Siraj a Hannah Osborne de Newsweek. Los investigadores creen que puede provenir del "interior profundo de un sistema planetario", según el documento, o de una estrella en un componente de la Vía Láctea conocido como el disco grueso.

Pero otros expertos no están tan seguros. "El resultado es interesante, pero se basa en mediciones para un solo evento", Eric Mamajek, del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, dice a Lisa Grossman de Science News. "¿Fue el evento una casualidad estadística o un meteoro interestelar real?"

El nuevo documento aún no ha sido revisado por pares, por lo que queda por ver si los hallazgos de Loeb y Siraj serán confirmados por la revista. Pero por ahora, los científicos dicen que su investigación sugiere que pequeños meteoros interestelares podrían chocar con la Tierra con relativa frecuencia, posiblemente una vez cada diez años, informa Grossman.

Y si los expertos pueden detectar uno de estos objetos antes de que se queme en la atmósfera, tal vez configurando un sistema de alerta que fije los telescopios en meteoros de movimiento rápido, podrán analizar los restos gaseosos de los objetos.

"A partir de eso", Loeb le dice a Choi, "podríamos inferir las composiciones de los meteoros interestelares".

Modificado por última vez enMiércoles, 17 Abril 2019 21:13