Vídeos virales

Vista rápida

La Luna tiene un nuevo cráter
NASA-ESA

La Luna tiene un nuevo cráter

Un meteorito golpeó nuestro satélite durante el eclipse de s…

37
La Luna tiene un nuevo cráter
NASA-ESA

La Luna tiene un nuevo cráter

Un meteorito golpeó nuestro satélite durante el eclipse de s…

37
Romeo, la rana más solitaria del mundo, finalmente tiene a su Julieta
Animales

Romeo, la rana más solitaria del mundo, finalmente tiene a su Julieta

Las ranas acuáticas de Sehuencas suelen vivir alrededor de 1…

51
Sorprendentes imágenes revelan que las liebres son caníbales y comen carne
Naturaleza

Sorprendentes imágenes revelan que las liebres son caníbales y comen carne

En un giro irónico, los mamíferos también se alimentan de ca…

116
Pájaro escapa de un halcón... pero acaba en las fauces de un cocodrilo
Naturaleza

Pájaro escapa de un halcón... pero acaba en las fauces de un cocodrilo

Un tejedor, incapaz de desenvolverse en el agua, es una pres…

120
Cocodrilos devoran el cadáver de un hipopótamo
Naturaleza

Cocodrilos devoran el cadáver de un hipopótamo

Algunos hipopótamos atacan a los cocodrilos para defender a …

151
InSight se sumará a la larga fascinación de los humanos por Marte
NASA-ESA

InSight se sumará a la larga fascinación de los humanos por Marte

Sigue en directo el 'aterrizaje' del nuevo módulo de la NASA…

225

Minúscula sanguijuela australiana nombrada en honor de Amy Tan

Escaner 3D de la sanguijuela Chtonobdella Tanae

Método recientemente desarrollado hace a la Chtonobdella Tanae el primer animal de cuerpo blando que se describe usando la tomografía computarizada

Los investigadores han nombrado a una nueva sanguijuela en honor a la afamada escritora Amy Tan, basados en un innovador método para asomarse a animales de cuerpo blando. Chtonobdella Tanae, una sanguijuela terrestre de Australia, es la primera nueva especie de invertebrado sin quitinosa o tejidos calcificados (como una concha o exoesqueleto) que se ha descrito con la tomografía computarizada (TC). El trabajo fue publicado recientemente en la revista Zoologica Scripta, y abre posibilidades para el estudio de forma no destructiva de organismos de cuerpo blando, un grupo de animales que van desde gusanos a medusas y que representan una gran parte del árbol de la vida.

Escaner 3D de la sanguijuela Chtonobdella Tanae Escaner 3D de la sanguijuela Chtonobdella Tanae

"Históricamente, para tener una idea de lo que parece la estructura interna de un invertebrado de cuerpo blando, hay que analizarlo con la mano o diseccionar con esmero la muestra y luego reconstruirlo en tres dimensiones", dijo Michael Tessler, autor principal del artículo y un estudiante en el programa de doctorado de biología comparada en la Richard Gilder Graduate School del Museo americano de Historia Natural. "La TC no sólo es más precisa que la disección física, sino que también no nos obliga a descartar la muestra que estamos estudiando".

Al igual que las que se encuentran en las consultas de médicos, los equipos de TC utilizados para la investigación científica toman miles de cortes transversales de rayos X, o "rebanadas", de un objeto giratorio para producir digitalmente una vista en 3D de su interior. A medida que el haz de rayos X pasa a través del objeto, diferentes tejidos o materiales absorben diferentes cantidades de rayos X. Detectores en el lado opuesto recogen los rayos X que se desplazan a través del objeto y crean una imagen de contraste basada en la densidad de los componentes internos. Al igual que con todas las técnicas de rayos X, estructuras densas como el hueso crean imágenes con facilidad, mientras que los tejidos blandos son menos capaces de detener los rayos X, lo que dificulta su imagen. Así, mientras los investigadores que estudian cosas como cráneos de dinosaurios, artefactos antropológicos, meteoritos y lagartos, entre muchos otros especímenes, se han beneficiado de la tecnología de TC en la última década más o menos, los que examinan los organismos de cuerpo blando continúan basándose principalmente en las técnicas de disección tradicionales para mirar dentro de sus especímenes.

interior de la sanguijuela Chtonobdella tanaeCon el objetivo de hacer que los tejidos en los animales de cuerpo blando muestren un mayor contraste en la tomografía computarizada, los investigadores examinaron una variedad de fijadores, productos químicos que preservan los tejidos biológicos de la caries. Los expertos evaluaron el efecto de los siguientes agentes de fijación en una sanguijuela común de agua dulce de América del Norte, Macrobdella decora : etanol, glutaraldehído, una combinación de alcohol, formalina y ácido acético llamado AFA y tetróxido de osmio. Estas pruebas revelaron que la mejor manera de mejorar el contraste de la imagen TC era fijar la sanguijuela en AFA y luego reparar la cubierta con tetróxido de osmio, que une el metale pesado osmio ​​a los tejidos internos.

"Hemos sido capaces de resolver la anatomía externa e interna a muy alta resolución", dijo el autor principal de Mark Siddall, curador de la División de Zoología de Invertebrados del Museo. "Además, hemos sido capaces de ver las estructuras internas y puede ser que lo hayamos visto mejor, debido a la influencia perturbadora de cortar las cosas abiertas".

Los investigadores utilizaron esta combinación fijadora para TC y describen una nueva especie de sanguijuela de Queensland, Australia, la cual, de aproximadamente 1 centímetro de largo y 2 mm de ancho, es demasiado pequeña para diseccionar. La sanguijuela se le dio el nombre Chtonobdella Tanae en reconocimiento a Amy Tan, autora de la exitosa novela The Joy Luck Club y otras obras, que han acompañado al laboratorio de Siddall en el campo.

"Amy hace mucho tiempo que sabe el trabajo que hacemos aquí, es alguien que sabía lo consideraría un honor, no es un insulto, tener una sanguijuela nombrada por ella", dijo Siddall. "Estas sanguijuelas de la selva se mencionan varias veces en su hilarante novela Saving Fish from Drowning".

"Estoy muy contento de ser inmortalizada como Chtonobdella Tanae", dijo Tan. "Esta humilde sanguijuela ha llegado a través de un nuevo umbral científico... La primera criatura de cuerpo blando microscópico en ser descrita por dentro y por fuera utilizando TC. Imagina las posibilidades para la identificación de las legiones de pequeños organismos que hasta ahora han vivido en la oscuridad. Estoy ahora planeando mi viaje a Queensland, Australia, donde espero tener agradables paseos por la selva, acompañada de una docena de mis tocayas alimentándose de mis tobillos".

Como parte de este trabajo, los investigadores también revisaron el género Chtonobdella para incluir todas las especies de sanguijuelas de dos mandíbulas, que fueron distribuidos previamente en 31 géneros.

Artículo científico: Description of a soft-bodied invertebrate with microcomputed tomography and revision of the genus Chtonobdella (Hirudinea: Haemadipsidae)

Modificado por última vez enMiércoles, 03 Febrero 2016 00:20