Clicky

Vídeos virales

Vista rápida

Lobos pintados intentan cazar antílopes en una espeluznante persecución en un acantilado
Naturaleza

Lobos pintados intentan cazar antílopes en una espeluznante persecución en un acantilado

No se sabe que los licaones sean escaladores de ningún tipo…

314
Lobos pintados intentan cazar antílopes en una espeluznante persecución en un acantilado
Naturaleza

Lobos pintados intentan cazar antílopes en una espeluznante persecución en un acantilado

No se sabe que los licaones sean escaladores de ningún tipo…

314
Familia de facoceros escapa por los pelos de la emboscada de un leopardo
Naturaleza

Familia de facoceros escapa por los pelos de la emboscada de un leopardo

El grupo camina directamente hacia el emboscado leopardo Lo…

273
Elefante vuelca un coche en aterradoras imágenes de una reserva de caza de Sudáfrica
Animales

Elefante vuelca un coche en aterradoras imágenes de una reserva de caza de Sudáfrica

Es posible que el agresor en este caso fuera un macho en "ce…

328
La Tierra inhala y exhala carbono en una fascinante animación
El Planeta

La Tierra inhala y exhala carbono en una fascinante animación

Muestra las plantas absorbiendo y liberando carbono a medida…

219
Talégalo cabecirrojo australiano picotea a una pitón en una pelea frontal
Naturaleza

Talégalo cabecirrojo australiano picotea a una pitón en una pelea frontal

Su rango se superpone con el de la pitón diamante Australi…

248
Unos leones trepadores de árboles vuelven a rugir en Uganda
En peligro

Unos leones trepadores de árboles vuelven a rugir en Uganda

El comercio ilegal de vida silvestre es solo una de las amen…

267

 

A+ A A-

Los primeros humanos pudieron haber compartido Europa con un pájaro gigante

Ave gigante Pachystruthio dmanisensis y humanos

Sus restos fosilizados sugieren que era 10 veces más pesado que un emu

Pachystruthio dmanisensis pesaba casi media tonelada y medía 3.5 metros de altura

Un enorme hueso del muslo encontrado en una cueva de Crimea pertenece a un ave extinta no voladora con más de 10 veces el peso de un emu.

Con un peso de casi media tonelada, es una de las aves más grandes que han habitado el planeta, y la primera que se encuentra en el hemisferio norte, según una descripción publicada en el Journal of Vertebrate Paleontology.

"No se han reportado aves de este tamaño en Europa", dice Nikita Zelenkov, de la Academia de Ciencias de Rusia, quien dirigió el estudio.

Ave gigante Pachystruthio dmanisensis y humanos Ave gigante Pachystruthio dmanisensis y humanos

El hueso del muslo, de la especie prehistórica Pachystruthio dmanisensis, se excavó en la cueva Taurida recientemente descubierta en la península de Crimea, que se adentra en el Mar Negro desde el norte.

Basado en el tamaño del hueso de 40 centímetros de largo, Zelenkov y su equipo calcularon que su propietario pesaba aproximadamente 450 kilogramos y medía 3.5 metros de altura.

Las aves gigantescas no eran infrecuentes en tiempos prehistóricos. La especie más grande de la extinta Moa de Nueva Zelanda tenía 3,6 metros de altura y, con 230 kilogramos, pesaba aproximadamente la mitad de lo que pesaba el Pachystruthio.

Las aves elefantes de Madagascar, mientras tanto, pesaban 730 kilogramos, lo que las convierte en las más grandes que jamás hayan existido.

Australia también tenía sus propios gigantes antiguos. El Thunderbird de Stirton medía tres metros de altura y pesaba media tonelada.

hueso del muslo del Pachystruthio dmanisensis

A pesar de su peso, las esbeltas dimensiones del hueso del muslo indican que Pachystruthio era una criatura con patas delgadas.

Probablemente corriese igual de bien. Junto con el hueso del muslo, los paleontólogos también desenterraron fósiles de una serie de temibles depredadores, incluidos guepardos gigantes, hienas gigantes y los felinos con dientes de sable.

Dmanisi, CrimeaLos huesos fosilizados de bisontes en el sitio indican que los restos tienen entre 1.5 y 1.8 millones de años.

La variedad de animales encontrados no es diferente de los descubrimientos en el sitio de Dminisi al este del Mar Negro, a 55 kilómetros al suroeste de la capital de Georgia, Tbilisi.

Pero ese sitio, que se remonta a 1.7-1.8 millones de años atrás, es significativo por otras razones. Los primeros restos humanos de Dmanisi son la evidencia más temprana de nuestros antepasados fuera de África.

Es muy posible que los homínidos de Dmanisi o las especies Homo posteriores que llegaron a la región desde África hayan compartido el paisaje con el emplumado gigante.

Artículo científico: A giant early Pleistocene bird from eastern Europe: unexpected component of terrestrial faunas at the time of early Homo arrival

Modificado por última vez enViernes, 28 Junio 2019 20:33