Vídeos virales

Vista rápida

El nacimiento de tritones del Montseny fuera de Cataluña es un éxito para la conservación
En peligro

El nacimiento de tritones del Montseny fuera de Cataluña es un éxito para la conservación

Nacen doce crías en el zoo de Chester en el Reino Unido En …

21
El nacimiento de tritones del Montseny fuera de Cataluña es un éxito para la conservación
En peligro

El nacimiento de tritones del Montseny fuera de Cataluña es un éxito para la conservación

Nacen doce crías en el zoo de Chester en el Reino Unido En …

21
La canela puede ser el próximo producto contra la obesidad
Ciencia

La canela puede ser el próximo producto contra la obesidad

La canela quema las células de grasa Una nueva investigació…

25
El tigre Vladik tiene pasión por los viajes
En peligro

El tigre Vladik tiene pasión por los viajes

Vuelve a su lugar de costumbre después de haber sido distanc…

36
El hongo que convierte a las hormigas en estúpidos zombis
Naturaleza

El hongo que convierte a las hormigas en estúpidos zombis

El Ophiocordyceps unilateralis controla a la anfitriona como…

40
Esto parece la forma incorrecta de retirar una turbina de viento
Curiosidades

Esto parece la forma incorrecta de retirar una turbina de viento

En lugar de desmantelar el aerogenerador pieza por pieza, es…

44
Murciélago gigante y serpiente pitón filmados en una batalla mortal
Naturaleza

Murciélago gigante y serpiente pitón filmados en una batalla mortal

Serpiente pitón descubre que una cosa es atrapar un murciéla…

63

Rara tormenta geomagnética "severa" está golpeando ahora la Tierra

X-Class Flare Outburst

Las eyecciones de masa coronal pueden afectar a la red eléctrica, transmisiones de radio y señales de GPS

Una rara tormenta geomagnética G4 "severa" está en marcha. Tiene el potencial de interrumpir las señales de transmisión de radio, causar problemas con la red eléctrica y una variedad de otros impactos posiblemente costosos.

El evento, que es sólo un escalón por debajo de la más alta categoría de tormenta solar, comenzó el martes a eso de las 10 am ET, de acuerdo con el Centro de Predicción del Clima Espacial de la NOAA. La tormenta geomagnética es el resultado de un par de eyecciones de masa coronal o CME, que salieron del Sol el 15 de marzo y ahora están interactuando con la atmósfera de la Tierra y el campo geomagnético.

eyección de masa coronal (CME) eyección de masa coronal (CME)

En una conferencia de prensa el martes, los científicos de la NOAA dijeron que las dos CMEs se pueden haber combinado inesperadamente mientras que apresuraron hacia la Tierra, lo que podría explicar por qué la tormenta geomagnética ha sido tan fuerte.

Las eyecciones de masa coronal, que son esencialmente nubes magnéticas expulsadas a alta velocidad desde el Sol, pueden afectar a la red eléctrica, transmisiones de radio y señales de GPS, entre otras cosas, cuando interactúan con el campo magnético del planeta. Según NOAA, no había habido ninguna anomalía reportada en la red eléctrica de Estados Unidos al mediodía del martes, hora del este.

Sin embargo, ha habido numerosos informes de avistamientos de "vivas" Luces del Norte a través de la parte norte de los EE.UU., incluyendo el estado de Washington y Minnesota. Se espera que la tormenta solar G4 llevará a una visión generalizada de la aurora boreal, o Luces del Norte, la noche del martes desde Alaska a través de Canadá y gran parte de Eurasia.

aurora boreal, o Luces del Norte

Es posible que la aurora boreal será visible hasta el sur de Tennessee, Nuevo México y Oklahoma el martes por la noche, según los expertos de la NOAA, en función de la evolución de la intensidad del evento.

El Centro de Predicción del Clima Espacial emitió un G1, o aviso de tormenta geomagnética menor, para el miércoles en respuesta a las dos recientes CMEs, con los primeros efectos que se sintieron el martes. Los científicos creen que las dos CMEs se combinaron inesperadamente en "una especie de mayor desplazamiento de frente de choque y que corta la órbita de la Tierra", según Robert Rutledge del Centro de Predicción del Clima Espacial.

Las CMEs en este caso no estaban orientadas de frente en relación a la Tierra, causando lo que los pronosticadores creen que el planeta sólo recibirían "un golpe de refilón", en lugar de una tormenta geomagnética severa, dice Rutledge.

Las tormentas solares severas como ésta tienen el potencial de causar "posibles problemas de control de tensión generalizada" en la red eléctrica. También podría interrumpir el seguimiento de las naves espaciales, e impedir la eficacia de las señales de radio de alta frecuencia, como las utilizadas por los vuelos que viajan a través del Ártico entre América del Norte y Asia. Estas tormentas también pueden degradar la precisión de navegación por satélite.

De acuerdo con el Centro de Predicción del Clima Espacial, estas tormentas tienden a ocurrir alrededor de 100 veces por cada ciclo solar de 11 años, o alrededor de 60 días por cada ciclo de 11 años. De acuerdo con el Centro de Predicción del Clima Espacial, el evento en curso es uno de los dos eventos G4 en el ciclo solar actual.

Este evento no es ni de lejos la fuerza que se requiere para crear un escenario de pesadilla que los especialistas del clima espacial han estado advirtiendo durante años. En ese escenario, una poderosa tormenta geomagnética, un G5 en la escala de cinco puntos, cierra la red eléctrica, causa estragos en las comunicaciones por radio, dispositivos GPS y sistemas de navegación aérea, que cuestan miles de millones en daños.

Tal tormenta ocurrió por última vez en 1859, y es conocido como El Evento Carrington. En ese caso, una CME fue tan poderosa que corrió desde el Sol a la Tierra - un viaje de 90 millones de millas - en sólo 18 horas.

La investigación publicada en 2014 mostró que la Tierra se perdió por poco un evento similar en 2012, pero el estallido de la energía solar se dirigió lo suficientemente lejos del campo magnético de la Tierra que se evitó el desastre.

El evento en curso puede durar un total de 24 a 36 horas dijeron a periodistas el martes los científicos de la NOAA. El último evento G5 se produjo en 2005, y el último caso de un G4 antes de éste fue en el otoño de 2013, según la NOAA.

Aunque este evento es algo raro en el contexto del actual ciclo solar, cuando se mira en escalas de tiempo más largo no parece tan inusual, dice Rutledge.

Modificado por última vez enDomingo, 19 Febrero 2017 01:55