Vídeos virales

Vista rápida

Este antiguo rinoceronte gigante pesaba como cuatro elefantes africanos
Ciencia

Este antiguo rinoceronte gigante pesaba como cuatro elefantes africanos

Paraceratherium linxiaense fue uno de los mamíferos más gr…

37
Este antiguo rinoceronte gigante pesaba como cuatro elefantes africanos
Ciencia

Este antiguo rinoceronte gigante pesaba como cuatro elefantes africanos

Paraceratherium linxiaense fue uno de los mamíferos más gr…

37
China lanzará el jueves la primera tripulación a su nueva estación espacial
NASA-ESA

China lanzará el jueves la primera tripulación a su nueva estación espacial

Los astronautas pasarán tres meses en la estación Tiangong…

72
Desesperada adolescente empuja a un oso para salvar a sus mascotas
Animales

Desesperada adolescente empuja a un oso para salvar a sus mascotas

Tuvo mucha suerte de no haber resultado gravemente herida H…

66
Las imágenes más cercanas de Ganímedes, la luna mas grande de Júpiter
NASA-ESA

Las imágenes más cercanas de Ganímedes, la luna mas grande de Júpiter

Ganímedes es la luna más grande de nuestro sistema solar, …

234
Elefante arruga el capó de un coche en una espeluznante carga (vídeo)
Animales

Elefante arruga el capó de un coche en una espeluznante carga (vídeo)

Los elefantes generalmente brindan una advertencia justo ant…

103
Descubren una 'rana de chocolate' en Nueva Guinea
Animales

Descubren una 'rana de chocolate' en Nueva Guinea

A pesar de su distintivo color cacao, la nueva especie está…

134

 

A+ A A-

Los restos del cohete espacial chino caen sobre el Océano Índico cerca de Maldivas

Reentrada del cohete chino Larga Marcha

No hay informes inmediatos de daños por la caída de esos restos

La lanzadera del cohete chino Larga Marcha volvió a entrar en la atmósfera terrestre alrededor de las 10:24 hora de Beijing (02:24 GMT) del domingo y algunos escombros aterrizaron en el Océano Índico cerca de las Maldivas, informó el sábado por la noche la Oficina de Ingeniería Espacial Tripulada de China, poniendo fin a días de especulación internacional. No hubo informes inmediatos de daños por la caída de esos restos.

Los vídeos en las redes sociales mostraron el cohete de 18 toneladas, que había estado a la deriva sin control en órbita baja durante días, dejando un rastro de luz sobre Omán mientras se quemaba durante el descenso.

reentrada del cohete chino Larga Marcha reentrada del cohete chino Larga Marcha

 

"La gran mayoría de los componentes quedaron rotos y destruidos durante el reingreso a la atmósfera", dijo la agencia china, colocando el lugar de "aterrizaje" en 72.47° Este y 2.65° Norte, una ubicación en el océano al suroeste de la capital maldiva, Malé.

El Proyecto de Vía Espacial del Comando Espacial de EE. UU. dijo en un tweet: "Todos los que estén siguiendo el reingreso de #LongMarch5B pueden relajarse. El cohete ha caído".

Con alrededor de 30 metros de altura y un peso de 18 toneladas, la etapa del cohete es uno de los objetos más grandes que jamás haya vuelto a entrar en la atmósfera de la Tierra en una trayectoria incontrolada.

El reingreso del cohete había provocado la preocupación internacional sobre dónde podría aterrizar. Los científicos dijeron que el riesgo para los humanos era astronómicamente bajo, pero no era imposible que aterrizara en un área poblada.

La Agencia Espacial Europea predijo una "zona de riesgo" que abarcaba gran parte del mundo, incluidas casi todas las Américas, toda África y Australia, partes de Asia y países europeos como España, Italia y Grecia.

China ha sido criticada por su manejo del cohete propulsor, que fue lanzado al espacio el 29 de abril para transportar el primer módulo de la estación espacial Tiangong. China no hizo los preparativos necesarios para una reentrada controlada, lo que habría ralentizado el cohete lo suficiente como para entrar en la atmósfera de la Tierra sobre un área u océano remotos predeterminados, reduciendo así la posibilidad de que los restos afectasen a las regiones pobladas.

cohete chino cae en el Océano Índico

Los astrofísicos describieron la decisión de China como una reentrada potencialmente peligrosa. "Claramente hay una gran posibilidad de que llegue a tierra", dijo a la CNN el sábado Jonathan McDowell, astrofísico del Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica.

Los medios estatales de China, sin embargo, han reaccionado con enojo al escrutinio internacional, diciendo que su lanzamiento estaba siendo difamado injustamente. Los medios estatales criticaron a los medios estadounidenses por informar de la "basura espacial fuera de control" de China, en contraste con los restos de SpaceX.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Wang Wenbin, defendió el plan como "práctica internacional estándar" y dijo en una conferencia de prensa esta semana que "China siempre está comprometida con el uso pacífico del espacio exterior", según los medios estatales. "China está lista para trabajar con todas las partes relevantes para hacer esfuerzos conjuntos para el uso pacífico del espacio exterior y salvaguardar la seguridad espacial", dijo Wang.

El tamaño del cohete hizo que su reentrada fuera más impredecible que otros. La mayoría de los satélites y otros objetos creados por el hombre son lo suficientemente pequeños como para quemarse en la atmósfera. Pero el propulsor del Larga Marcha es mucho más grande, lo que generó preocupación de que las piezas pudieran sobrevivir y golpear el suelo.

El movimiento de volteo del cohete a su paso por la mesosfera, una capa exterior de la atmósfera de la Tierra, también ha hecho que los cálculos de su velocidad fueran difíciles de proyectar.

El espacio ha sido un motivo de orgullo nacional para China, que se espera que dirija la única estación espacial operativa después del retiro de la Estación Espacial Internacional en los próximos cuatro años. El país, que ha hablado de llevar gente a la luna, ha completado con éxito en los últimos años una serie de misiones lunares y a Marte.

Pero el floreciente programa espacial de China ha contribuido al creciente problema de las basuras espaciales. La Fundación Mundo Seguro, un grupo de expertos, dijo que en 2007 China "creó una nube de más de 3.000 piezas de basuras espaciales" después de que el país destruyera con un misil un satélite no operativo.

Durante el primer vuelo del cohete Long March 5B el año pasado, el propulsor pasó sobre partes pobladas de la Tierra antes de que trozos de escombros aterrizaran en África. Jim Bridenstine, el administrador de la NASA en ese momento, criticó a la agencia espacial china por el regreso del propulsor, diciendo que el evento "podría haber sido extremadamente peligroso".

Modificado por última vez enDomingo, 09 Mayo 2021 13:45