Vídeos virales

Vista rápida

Mantén más distancia: Las gotas que transportan el coronavirus pueden viajar hasta 8 metros
Ciencia

Mantén más distancia: Las gotas que transportan el coronavirus pueden viajar hasta 8 metros

Una investigadora cree que lo que se está haciendo no es su…

65
Mantén más distancia: Las gotas que transportan el coronavirus pueden viajar hasta 8 metros
Ciencia

Mantén más distancia: Las gotas que transportan el coronavirus pueden viajar hasta 8 metros

Una investigadora cree que lo que se está haciendo no es su…

65
Este velociraptor recién identificado cazaba con la aterradora agilidad de un guepardo
Ciencia

Este velociraptor recién identificado cazaba con la aterradora agilidad de un guepardo

Dineobellator notohesperus vivió hace 67 millones de años …

74
Estos gatos golosones se llevan un buen susto
Humor

Estos gatos golosones se llevan un buen susto

Los gatos tienen fama de intimidar y, por supuesto, comer pe…

60
Curioso león intenta entrar a una cafetería llena de turistas
Animales

Curioso león intenta entrar a una cafetería llena de turistas

Sucedió en la Reserva de Caza Pilanesberg de Sudáfrica A …

81
El equinoccio revela uno de los secretos de la icónica Esfinge de Egipto
Historia

El equinoccio revela uno de los secretos de la icónica Esfinge de Egipto

Los antiguos egipcios probablemente arreglaron esto a propó…

113
Ahora es el momento perfecto para dejar de fumar: COVID-19 y fumar pueden ser una combinación mortal
Ciencia

Ahora es el momento perfecto para dejar de fumar: COVID-19 y fumar pueden ser una…

Dejar de fumar puede reducir la transmisión viral y el ries…

89

 

A+ A A-

Serpiente de coral come otra serpiente mientras es atacada por una avispa (vídeo)

Dos serpientes y una avispa

Si bien estos depredadores suelen comer otras serpientes para alimentarse, no suelen trepar a los arbustos

Había algo extraño colgando del rosal de Evangeline Cummings en el jardín de su casa en Gainesville, Florida. Parecía una serpiente muerta. Mientras avanzaba para mirar más de cerca, algo más se abría camino hacia el mismo lugar...

Lo que sucedió después fue una serie de inesperados eventos. Al llegar a la base del árbol, la serpiente entrante comenzó a trepar al rosal y a alimentarse de sus hermana caída.

"Tomé una foto inicial de la serpiente colgante y ahora puedo ver (si miro más de cerca) la serpiente de coral", dijo la empleada de la Universidad de Florida.

Dos serpientes y una avispa Dos serpientes y una avispa

Cummings dijo que estaba estupefacta, pero el encuentro no solo terminó con serpientes. De la nada, de repente había tres, y una de ellas tenía alas.

"Nunca pensé que una vespula o avispa de la chaqueta amarilla (yellow jacket wasp en inglés) se uniría a la refriega", recuerda Cummings. "Esa avispa apareció mientras estaba filmando y parecía que picaba a la serpiente de coral".

El luchador encuentro que logró filmar en la cámara se ha vuelto viral en Twitter. El vídeo, que se ha visto más de 45 mil veces, muestra una serpiente de coral oriental a rayas rojas y negras (Micrurus fulvius) que mastica una serpiente ratonera (rat snake en inglés) muerta mientras una avispa de chaqueta amarilla, no una abeja, como pensaba originalmente Cummings, lucha por un mordisco propio.

La próspera comunidad de herpetólogos de Twitter entró rápidamente en escena virtual. Dado que las serpientes de coral rara vez se ven y generalmente viven bajo tierra, su presencia en el jardín agregó una sorpresa adicional.

Si bien estos depredadores suelen comer otras serpientes para alimentarse, no suelen trepar a los arbustos, por lo que los expertos en Twitter le dijeron a Cummings que este era un comportamiento muy inusual. Verla ser picada por una avispa fue simplemente la guinda del pastel.

Basándose en la reacción del animal a la avispa, la herpetóloga Emily Taylor de la Universidad Politécnica del Estado de California dijo que pensaba que la serpiente de coral ciertamente había sido picada. Y un estudiante graduado local etiquetado en el hilo, que estudia la fisiología de los reptiles, parecía estar de acuerdo.

"¡Youch! Incluso a las serpientes venenosas no les gustan las picaduras de la chaqueta amarilla", respondió la herpetóloga Natalie Claunch de la Universidad de Florida, y agregó que si bien las serpientes de coral no son excelentes escaladores, una comida gratis era una buena motivación para hacer algo fuera de lo común.

"¡La chaqueta amarilla, que también ama la carne, debe haber pensado que la habían reclamado!"

Para no ser disuadida, la serpiente de coral más tarde intentó atacar de nuevo, aunque esta vez un poco más cerca del suelo y un poco más lejos de las hambrientas avispas.

"Fue realmente una experiencia increíble presenciar la naturaleza en acción", dijo Cummings. Y gracias a su rápido ingenio y una cámara, también podemos disfrutarlo.

Modificado por última vez enViernes, 25 Octubre 2019 21:26