Vídeos virales

Vista rápida

SpaceX aterriza por primera vez el prototipo de Starship, pero luego explota
NASA-ESA

SpaceX aterriza por primera vez el prototipo de Starship, pero luego explota

Starship es el sistema de cohetes a Marte totalmente reutili…

28
SpaceX aterriza por primera vez el prototipo de Starship, pero luego explota
NASA-ESA

SpaceX aterriza por primera vez el prototipo de Starship, pero luego explota

Starship es el sistema de cohetes a Marte totalmente reutili…

28
Caimanes en Oklahoma sobreviven al agua helada sacando fuera su hocico
Naturaleza

Caimanes en Oklahoma sobreviven al agua helada sacando fuera su hocico

¿Qué están haciendo estos caimanes en este helado lago? …

106
¿Qué es el tiempo?
Ciencia

¿Qué es el tiempo?

Las personas a bordo de la Estación Espacial envejecen lige…

54
Drone captura la inquietante belleza de la cueva más grande del mundo
Naturaleza

Drone captura la inquietante belleza de la cueva más grande del mundo

Tiene una jungla subterránea con monos, serpientes y pájar…

63
Dramáticos momentos: Impala escapa de las fauces de un cocodrilo para acabar en las garras de un leopardo
Naturaleza

Dramáticos momentos: Impala escapa de las fauces de un cocodrilo para acabar en las garras…

Los leopardos tienen dietas diversas que consisten en más d…

87
Descenso a Marte del rover Perseverance desde las cámaras de a bordo
NASA-ESA

Descenso a Marte del rover Perseverance desde las cámaras de a bordo

Primera fotografía panorámica de Perseverance en Marte El…

216

 

A+ A A-

Molécula llamada 'anticuerpo biespecífico', se dirige simultáneamente a dos sitios virales independientes

El Instituto de Investigación en Biomedicina (IRB; Bellinzona, Suiza), afiliado a la Università della Svizzera italiana (USI) desarrolló un 'anticuerpo doble' de segunda generación que protege del SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19, y todas sus variantes probadas. También evita que el virus mute para resistir la terapia.

La inmunoterapia basada en anticuerpos ya ha demostrado ser eficaz contra elCOVID-19, pero se enfrenta a dos obstáculos principales: debe funcionar contra las variantes virales circulantes; debe prevenir la formación de nuevas variantes, que pueden sobrevenir rápidamente a través de un mecanismo similar al que conduce a las bacterias resistentes a los antibióticos.

Los investigadores resolvieron el problema uniendo dos anticuerpos naturales en una sola molécula artificial, llamada 'anticuerpo biespecífico', que se dirige simultáneamente a dos sitios virales independientes.

El colesterol es una parte integral de las membranas que rodean las células y algunos virus

Las personas que toman medicamentos para reducir el colesterol pueden obtener mejores resultados que otras si contraen el nuevo coronavirus. Un nuevo estudio insinúa por qué: el virus depende de la molécula grasa para atravesar la membrana protectora de la célula.

Para causar COVID-19, el virus SARS-CoV-2 debe entrar por la fuerza en las células de las personas, y necesita un cómplice. El colesterol, el compuesto ceroso más conocido por obstruir las arterias, ayuda al virus a abrir las células y deslizarse dentro, informa el laboratorio del investigador del Instituto Médico Howard Hughes, Clifford Brangwynne.

Sin colesterol el virus no puede atravesar la barrera protectora de una célula y causar infección, escribe el equipo en una preimpresión publicada en bioRxiv.org el 14 de diciembre de 2020. El trabajo, que recreó la etapa inicial de la infección en células cultivadas en laboratorio, aún no se ha sometido al proceso de investigación científica de la revisión por pares.

"El colesterol es una parte integral de las membranas que rodean las células y algunos virus, incluido el SARS-CoV-2. Tiene sentido que sea tan importante para la infección", dice Brangwynne, ingeniero biofísico de la Universidad de Princeton.

Las vacunas están aquí, pero los peligros aún acechan

Si bien el desafío más importante a principios del año pasado fue enfrentarse a una nueva pandemia, ahora que los científicos han desarrollado múltiples vacunas que funcionan y son seguras en un tiempo sin precedentes, el mayor desafío de este año es administrar la inoculación a escala mundial.

Para muchas personas, 2021 ya es un año mucho mejor (no es que necesites mucho) solo en virtud de la existencia de estas vacunas, ya que señala la posibilidad de que la vida vuelva a la normalidad: una vida sin reuniones diarias de Zoom, distanciamiento físico y mascarillas.

Sin embargo, aquí está la cosa: incluso si te vacunas, no tires tus mascarillas todavía. De hecho, todos debemos continuar con nuestro estricto y riguroso régimen de lavado de manos, mantener el distanciamiento social y mantener las mascarillas en la cara cuando estamos en público. Eso es porque el peligro para uno mismo, y especialmente para quienes nos rodean, no termina con una vacuna. Este es el por qué.

Etiquetado como

Hay que minimizar o evitar las interacciones humanas cercanas, cara a cara o frontales

El simple hecho de usar una mascarilla puede no ser suficiente para prevenir la propagación de la COVID-19 sin distanciamiento físico.

En Physics of Fluids, los investigadores probaron cómo cinco tipos diferentes de materiales de mascarilla impactaban en la propagación de las gotas que transportan el coronavirus cuando tosemos o estornudamos.

Cada material probado redujo drásticamente la cantidad de gotas que se esparcieron. Pero a distancias de menos de dos metros, suficientes gotas como para causar una enfermedad potencialmente atravesaron varios de los materiales.

Se debe a un fenómeno conocido como vórtice flotante

Mantener dos metros de distancia podría no ser suficiente para detener la propagación del coronavirus por estornudos y tos, según un nuevo estudio.

Investigadores de la Universidad de Loughborough han creado un modelo matemático que muestra que las gotas pueden alcanzar más de 3,5 metros, sin una mascarilla, lo que aumenta significativamente la distancia necesaria para mantenerse a salvo.

El Dr. Emiliano Renzi y el estudiante Adam Clarke han publicado los resultados en la revista Physics of Fluids.

La técnica consiste en calentar plásticos ordinarios y luego colocarlos en una máquina de algodón de azúcar

Mahesh Bandi, físico de la Unidad de Física No Lineal y No Equilibrio de la Universidad de Graduados OIST, Onna, Okinawa, ha encontrado una manera de producir filtros de respirador tipo N95 que es menos costoso y más rápido que los enfoques convencionales. En su artículo publicado en Proceedings of the Royal Society A, describe la técnica que desarrolló y qué tan bien funcionaron sus filtros.

A medida que avanzaba la pandemia, los científicos han descubierto que el uso de mascarillas puede reducir la propagación del COVID-19. Desafortunadamente, las mascarillas de tela están lejos de ser infalibles. Las investigaciones han demostrado que para prevenir infecciones, las personas necesitan usar un respirador N95, una mascarilla que tiene filtros electrocargados que atraen y retienen los virus, evitando que pasen.

Las vacunas entrenan al sistema inmunológico para que reconozca la parte de un virus que causa la enfermedad

A medida que el clima se enfría, el número de infecciones por la pandemia COVID-19 está aumentando drásticamente. Paralizados por la fatiga de la pandemia, las limitaciones económicas y la discordia política, los funcionarios de salud pública han luchado por controlar la creciente pandemia.

Pero ahora, una avalancha de análisis provisionales de las compañías farmacéuticas Moderna y Pfizer/BioNTech han estimulado el optimismo de que un nuevo tipo de vacuna hecha de ARN mensajero, conocido como ARNm, puede ofrecer altos niveles de protección al prevenir el COVID-19 en las personas vacunadas.

Aunque no se han publicado, estos informes preliminares han superado las expectativas de muchos expertos en vacunas, incluidas las de Sanjay Mishra, que hasta principios de este año ha estado trabajado en el desarrollo de vacunas candidatas contra el Zika y el dengue.

Etiquetado como

Mapa de la NASA revela un cambio global de la contaminación desde los confinamientos

¿Cómo hubiera sido un 2020 sin la pandemia? Un nuevo modelo creado por la NASA tiene como objetivo responder esa pregunta, revelando los dramáticos efectos que tuvieron los confinamientos por el coronavirus en la atmósfera de la Tierra.

Los investigadores de la NASA crearon un modelo generado por ordenador que muestra cómo se habría desarrollado el año 2020 sin una pandemia global. Los mapas revelan una impactante verdad: los niveles globales de dióxido de nitrógeno fueron casi un 20 por ciento más bajos este año de lo que podrían haber sido de otra manera.

Es una cruda demostración del gran efecto que tiene la humanidad sobre el equilibrio de los gases de efecto invernadero en nuestra atmósfera.

Página 1 de 7