Vídeos virales

Vista rápida

Piloto de Fórmula 1 escapa milagrosamente vivo tras incendiarse su coche
Sucesos

Piloto de Fórmula 1 escapa milagrosamente vivo tras incendiarse su coche

Romain Grosjean salió del monoplaza por su propio pie duran…

5
Piloto de Fórmula 1 escapa milagrosamente vivo tras incendiarse su coche
Sucesos

Piloto de Fórmula 1 escapa milagrosamente vivo tras incendiarse su coche

Romain Grosjean salió del monoplaza por su propio pie duran…

5
En un estudio sorprendente se descubre que los caimanes regeneran las colas perdidas
Animales

En un estudio sorprendente se descubre que los caimanes regeneran las colas perdidas

Las nuevas colas no son réplicas perfectas de las originale…

45
Físico crea mascarillas tipo N95 usando una máquina de algodón de azúcar
Ciencia

Físico crea mascarillas tipo N95 usando una máquina de algodón de azúcar

La técnica consiste en calentar plásticos ordinarios y lue…

39
Leopardo se lanza a la caza de un ciervo saltando desde un árbol
Naturaleza

Leopardo se lanza a la caza de un ciervo saltando desde un árbol

Los leopardos son los mejores para aprovechar una oportunida…

46
Hiena acorralada por perros salvajes es salvada por una amiga
Naturaleza

Hiena acorralada por perros salvajes es salvada por una amiga

La hiena estaba junto a su cachorro fallecido recientemente …

66
Búfalo embiste un coche mientras intenta ahuyentar a unos leones
Naturaleza

Búfalo embiste un coche mientras intenta ahuyentar a unos leones

El búfalo logro escapar de la manada de leones ¡Mira el a…

61

 

A+ A A-

Los murciélagos enfermos conducen a un marcado cambio en la red social de la colonia

Un nuevo artículo en Behavioral Ecology, publicado por Oxford University Press, encuentra que los murciélagos vampiros salvajes (Desmodus rotundus) que están enfermos pasan menos tiempo cerca de otros de su comunidad, lo que ralentiza la rapidez con que se propagará una enfermedad. El equipo de investigación había visto previamente este comportamiento en el laboratorio y utilizó un experimento de campo para confirmarlo en la naturaleza.

A medida que un patógeno se propaga por una población, los cambios en el comportamiento social pueden alterar la forma en que se propaga la enfermedad. Las tasas de transmisión pueden aumentar cuando los parásitos cambian el comportamiento del anfitrión o disminuir cuando los individuos sanos evitan a los enfermos. En ciertos insectos sociales, los enfermos pueden aislarse voluntariamente o ser excluidos por sus compañeros de colonia.

Aún no está probado que los murciélagos transmitieran a los humanos el virus detrás de la COVID-19

Los murciélagos están en el centro de atención en estos días porque se rumorea que son la fuente del SARS-CoV-2, el virus que causó la pandemia de coronavirus. Pero eso es solo parte de su historia. Los murciélagos resultan ser criaturas milagrosas. Su capacidad para envejecer sin decrepitud ni padecer cáncer, así como para combatir una multitud de infecciones, nos están dando pistas sobre cómo hacer lo mismo por nosotros mismos.

La profesora Emma Teeling es cofundadora de Bat 1K, una iniciativa para secuenciar los genomas de todas las especies de murciélagos. Es zoóloga y genetista del University College Dublin, Irlanda, y habló con Horizon sobre lo que ha descubierto.

Las respuestas definitivas sobre la estacionalidad del SARS-CoV-2 no llegarán hasta varias estaciones

En los años 400 a. C., el famoso médico griego Hipócrates ofreció el primer relato conocido de una enfermedad respiratoria estacional. La "Tos de Perinto" fue una aflicción invernal que golpeó una ciudad portuaria en Grecia. Los síntomas incluían fiebre, escalofríos, dificultad para respirar, neumonía y, a veces, la muerte.

Las herramientas científicas modernas nos han permitido observar y explicar enfermedades de formas que pueden haber asombrado a Hipócrates. Pero explicar por qué algunos brotes de enfermedades tienen ciclos estacionales y predecir el momento de esos ciclos, sigue siendo un problema difícil. En 2020, resolver ese problema se volvió aún más apremiante, ya que el nuevo coronavirus (SARS-CoV-2) y la enfermedad que causa (COVID-19) se extendió rápidamente por todo el mundo.

Tenía una enfermedad incurable llamada síndrome de depleción del ADN mitocondrial

Charlie Gard - un niño británico de 11 meses de edad terminalmente enfermo que se convirtió en el rostro de un debate mundial sobre los derechos de fin de vida - murió, según informes locales.

The Guardian informa que los padres de Charlie dijeron el viernes que su hijo había muerto, sólo un día después de que un juez aprobó un plan para que el niño fuera trasladado a un hospicio y desconectado de un ventilador.

Sus padres, Chris Gard y Connie Yates, lucharon durante meses en un atribulado caso judicial que pesaba sobre sus derechos de mantener vivo a su hijo contra el deseo de los médicos de dejarlo morir para salvarle del dolor y el sufrimiento.