Vídeos virales

Vista rápida

Elefante vuelca un coche en aterradoras imágenes de una reserva de caza de Sudáfrica
Animales

Elefante vuelca un coche en aterradoras imágenes de una reserva de caza de Sudáfrica

Es posible que el agresor en este caso fuera un macho en "ce…

29
Elefante vuelca un coche en aterradoras imágenes de una reserva de caza de Sudáfrica
Animales

Elefante vuelca un coche en aterradoras imágenes de una reserva de caza de Sudáfrica

Es posible que el agresor en este caso fuera un macho en "ce…

29
La Tierra inhala y exhala carbono en una fascinante animación
El Planeta

La Tierra inhala y exhala carbono en una fascinante animación

Muestra las plantas absorbiendo y liberando carbono a medida…

37
Talégalo cabecirrojo australiano picotea a una pitón en una pelea frontal
Naturaleza

Talégalo cabecirrojo australiano picotea a una pitón en una pelea frontal

Su rango se superpone con el de la pitón diamante Australi…

50
Unos leones trepadores de árboles vuelven a rugir en Uganda
En peligro

Unos leones trepadores de árboles vuelven a rugir en Uganda

El comercio ilegal de vida silvestre es solo una de las amen…

75
Búfalo rescatado por su manada ante el acoso de leones
Animales

Búfalo rescatado por su manada ante el acoso de leones

Batallas entre leones y búfalos se desarrollan con bastante…

354
Canguro pelea con una hamaca, sale segundo mejor
Animales

Canguro pelea con una hamaca, sale segundo mejor

¿Pensó que la hamaca era una amenaza? Este canguro es bá…

356

 

A+ A A-
Jueves, 09 Mayo 2019 09:39

Cuando los tiranosaurios eran minúsculos

Un pariente temprano del T. rex medía 1 metro de altura y no pesaba más de 40 kilos

En 1998, cuando el profesor asistente de Virginia Tech, Sterling Nesbitt, tenía 16 años, viajó a la Cuenca Zuni de Nuevo México para participar en una excavación dirigida por el paleontólogo Doug Wolfe. Por suerte, Nesbitt encontró el fósil de un pequeño dinosaurio, aunque los expertos no pudieron identificar la especie que había dejado los restos.

Pero ahora, a la luz de descubrimientos adicionales que se han hecho a lo largo de los años, Nesbitt y sus colegas han podido identificar al fósil de 92 millones de años como un pariente temprano y bastante pequeño de Tyrannosaurus rex.

Etiquetado como

Son más tímidas de lo que esperábamos

Por primera vez los investigadores han observado una feroz hormiga que lleva el nombre del depredador más temible de la historia de nuestro planeta. Sin embargo, la hormiga tiene muy poco en común con su homónimo.

A pesar de haber sido descritas hace más de 20 años, las hormigas Tyrannomyrmex rex eran un misterio casi completo - sólo un espécimen había sido recogido y nunca nadie las había observado más veces. Ni siquiera sabíamos dónde encontrarlas. Por eso, cuando el biólogo Mark Wong tropezó en Singapur con una colonia de hormigas T-Rex, se emocionó mucho.

Las hormigas son una parte del raro género Tyrannomyrmex, que sólo cuenta con otras dos especies. La colonia que Wong descubrió se encontraba en un bosque de segundo crecimiento que fue una vez una huerta y plantación de caucho del siglo XX. Era pequeño, subterráneo, y discreto, pero aún así un hallazgo muy valioso.

Descubrimiento de nueva especie de dinosaurio depredador proporciona nuevos datos sobre su evolución

En el crepúsculo de la Era de los Dinosaurios, los tiranosaurios eran los depredadores ápice. Los carnívoros bípedos abarcaron el mundo durante 14 millones de años a finales de la era cretácea, y los fósiles de Mongolia a América del Norte ofrecen hoy a los científicos una gran cantidad de datos sobre su biomecánica, anatomía y evolución.

Pero un fósil que representa una nueva especie de tiranosaurio, excavado en Montana, puede ayudar a mostrar su lado sensible. La especie, llamada Daspletosaurus horneri (en honor del paleontólogo Jack Horner), vivió hace unos 75 millones de años y tenía unos 2 metros de altura y 9 metros de largo desde el hocico hasta la cola (sobre la longitud de un autobús urbano).

Jueves, 29 Octubre 2015 23:54

Los tiranosaurios eran probablemente caníbales

Un fragmento de hueso de la pierna de un tiranosaurio está marcado con los profundos surcos que deja un gran comedor de carne

Durante años, los paleontólogos han preguntado: ¿El feroz Tyrannosaurus rex comía a sus propios congéneres?

Un fósil de 66 millones de años descubierto en el este de Wyoming ofrece algunas de las pruebas más fuertes hasta ahora de que lo hiceron, dicen los investigadores. El fósil de un fragmento de hueso de la pierna de un tiranosaurio del tamaño de un antebrazo humano está marcado con los profundos surcos que deja un gran comedor de carne, mientras arrancó carne del antiguo cadáver.

Etiquetado como