Clicky

Vídeos virales

Vista rápida

¡El rinoceronte bebé más emocionado de todos!
Animales

¡El rinoceronte bebé más emocionado de todos!

Corretea varias veces frente a unos entusiasmados turistas …

60
¡El rinoceronte bebé más emocionado de todos!
Animales

¡El rinoceronte bebé más emocionado de todos!

Corretea varias veces frente a unos entusiasmados turistas …

60
Serpiente se come otra serpiente aún más grande en un nuevo e impactante vídeo
Animales

Serpiente se come otra serpiente aún más grande en un nuevo e impactante vídeo

"Es un mundo de serpientes que comen serpientes", dicen los …

69
Hiena escapa milagrosamente de una lucha cuerpo a cuerpo con un león
Naturaleza

Hiena escapa milagrosamente de una lucha cuerpo a cuerpo con un león

Puedes escuchar a la pobre hiena gritar pidiendo ayuda Este…

79
Agresivo hipopótamo ahuyenta a unos leones de su 'piscina privada'
Naturaleza

Agresivo hipopótamo ahuyenta a unos leones de su 'piscina privada'

Demuestra quién gobierna las vías fluviales Los cursos de…

94
Se prende fuego a si mismo intentando robar gasolina
Sucesos

Se prende fuego a si mismo intentando robar gasolina

El precio de la gasolina también está disparándose en Est…

93
Gineta escapa volando del acoso de un leopardo
Naturaleza

Gineta escapa volando del acoso de un leopardo

Acorralada en lo alto de un árbol, tuvo que dar un salto de…

88

 

A+ A A-

Encuentran los genes que sirven en todo el reino vegetal para convertir los estímulos mecánicos locales en señales sistémicas

Todas las células vegetales pueden reaccionar con el tacto o con una herida. La carnívora Venus atrapamoscas (Dionaea muscipula) tiene órganos muy sensibles para este propósito: pelos sensoriales que registran incluso los estímulos mecánicos más débiles, los amplifican y los convierten en señales eléctricas que luego se propagan rápidamente por el tejido vegetal.

Investigadores de la Julius-Maximilians-Universität (JMU) Würzburg en Baviera, Alemania, han aislado pelos sensoriales individuales y han analizado el acervo genético activo en la captura de insectos. "En el proceso, encontramos por primera vez los genes que presuntamente sirven en todo el reino vegetal para convertir los estímulos mecánicos locales en señales sistémicas", dice el profesor Rainer Hedrich, investigador de plantas de la JMU. Eso es bueno, porque hasta ahora no se sabía prácticamente nada sobre los mecanorreceptores en las plantas.

Solo las trampas bien regadas pueden cerrar la trampa de forma rápida y correcta

La Venus atrapamoscas (Dionaea muscipula) solo necesita 100 milisegundos para atrapar a su presa. Una vez que sus hojas, que se han transformado en trampas, se han cerrado, los insectos ya no pueden escapar. Utilizando experimentos biomecánicos y Venus atrapamoscas virtuales, un equipo del Jardín Botánico de Friburgo y la Universidad de Stuttgart ha analizado en detalle cómo se mueven los lóbulos de la trampa.

Los biólogos de Friburgo, la Dra. Anna Westermeier, Max Mylo, el Prof. Dr. Thomas Speck y el Dr. Simon Poppinga y el ingeniero estructural de Stuttgart Renate Sachse y el Prof. Dr. Manfred Bischoff muestran que la trampa de la planta carnívora está bajo tensión mecánica. Además, sus tres capas de tejido de cada lóbulo tienen que deformarse de acuerdo con un patrón especial.

La dieta de la Venus atrapamoscas consiste principalmente en insectos que se arrastran. Cuando en unos 20 segundos los animales tocan dos veces los pelos sensoriales dentro de la trampa, se cierra. Los científicos ya conocían aspectos como la forma en que la trampa percibe a su presa y cómo diferencia a la potencial presa de una gota de lluvia que cae en la trampa. Sin embargo, el proceso preciso de transformación de las mitades de la trampa se mantuvo en gran medida desconocido.

Etiquetado como

Un sistema de conteo identifica presas reales de falsas alarmas

Las plantas carnívoras como la Venus atrapamoscas hacen frente a la pobreza de nutrientes del suelo mediante el consumo de insectos. Pero el costo de la caza de insectos es alta. La captura de presas requiere que la hoja de la Dionaea muscipula se cierre rápidamente y luego lleve a cabo el proceso de la digestión de un alto consumo de energía.

Para equilibrar los costos y beneficios de comer carne, las plantas han desarrollado un sistema de conteo para identificar presas reales de las falsas alarmas, según un nuevo estudio.