Vídeos virales

Vista rápida

Súper luna de sangre del 31 de enero de 2018
NASA-ESA

Súper luna de sangre del 31 de enero de 2018

La luna llena del 31 de enero creará un eclipse total Si vi…

222
Súper luna de sangre del 31 de enero de 2018
NASA-ESA

Súper luna de sangre del 31 de enero de 2018

La luna llena del 31 de enero creará un eclipse total Si vi…

222
Investigadores revolucionan el diseño de tuberías eliminando las turbulencias
Tecnología

Investigadores revolucionan el diseño de tuberías eliminando las turbulencias

Unos simples ajustes podrían reducir las entradas de energía…

123
Nuevos 'músculos' robóticos son lo suficientemente fuertes como para levantar una pelota de béisbol...
Tecnología

Nuevos 'músculos' robóticos son lo suficientemente fuertes como para levantar una pelota de béisbol...

... y lo suficientemente delicados como para arrancar una fr…

145
La estación espacial china caerá a la Tierra en marzo, pero probablemente no afectará a nadie
NASA-ESA

La estación espacial china caerá a la Tierra en marzo, pero probablemente no afectará a…

Tiangong-1 pesa más de 8 toneladas y media En algún momento…

120
Sí, este disparatado ciervo 'dálmata' es real - aquí está su historia
Animales

Sí, este disparatado ciervo 'dálmata' es real - aquí está su historia

La coloración del pequeño Boo es resultado del leucismo Imá…

123
Profundiza: Concurso DARPA tiene como objetivo llevar a las personas bajo tierra
Ciencia

Profundiza: Concurso DARPA tiene como objetivo llevar a las personas bajo tierra

DARPA Subterranean Challenge Desde los mares hasta los pico…

138

Pequeños robots voladores utilizan la electricidad estática para sujetarse a los techos

Insecto robótico volador utiliza la adherencia electrostática conmutable

Una vez que alza el vuelo un robot, también hay que encontrar una manera de hacer que aterrice. Almohadillas adhesivas, imanes, e incluso pequeños picos pueden ayudar.

Pero los diminutos robots tienen algunas herramientas únicas a su disposición, de acuerdo con un nuevo estudio.

Los investigadores han demostrado que un robot inspirado en el vuelo de un insecto del tamaño de una avispa que debutó en 2013 puede hacer uso de la llamada fuerza electrostática para adherirse a las superficies. Es la fuerza que hace que los objetos con carga opuesta se atraigan entre sí, la misma fuerza que hace que el pelo se encrespe al peinarlo.

Suscribirse a este canal RSS